Archivo

FINANCIAL TIMES: Telefónica, a un paso de Alemania

10 febrero 2014 4:49 Última actualización 23 julio 2013 6:30

[Bloomberg]



 
 
 
Por Daniel Thomas y Anousha Sakoui
 
 
Telefónica se encuentra cerca de cerrar la adquisición de la división alemana de KPN para crear el operador de móviles más grande del país, después de casi una década de discusiones entre las dos partes.
 
El grupo español se encuentra en conversaciones avanzadas para comprar E-Plus por aproximadamente 6,000 millones de dólares al grupo holandés, en el que América Móvil de Carlos Slim es el accionista mayor.
 

KPN obtendría una pequeña participación en la ampliada Telefónica Deutschland, según comentan dos personas cercanas a la operación, mientras que Telefónica acabaría con una participación de más del 50% de una entidad combinada con un valor comercial de cerca de 16,000 millones de euros (o 21,102 millones de dólares).
 
 
La compañía combinada sobrepasaría a Vodafone y T-Mobile para convertirse en el mayor operador de móviles de Alemania, con una participación del 38% del mercado de suscriptores. Las acciones de KPN incrementaron su valor en más del 11% después de que los 2 grupos confirmaron la noticia el lunes.
 

Las acciones de Telefónica también tuvieron un incremento del 2% para llegar a su valor más elevado de 10.14 euros.
 
 
Se dice que el trato, que será financiado por efectivo y acciones, tiene el apoyo de América Móvil. El grupo mexicano tuvo una pérdida en papel de 1,700 millones de euros (o 2,242 millones de dólares) sobre el interés que tomó el año pasado en KPN, que ha tenido la presión de una deuda considerable en un mercado doméstico muy competido.
 
 
Los detalles del trato siguen negociándose, de acuerdo a dos personas cercanas al tema. Una de ellas advirtió que no había certeza de que se fuera a cerrar un acuerdo, sin embargo las negociaciones seguían avanzando y pudiera haber algún anuncio en los próximos días.
 
 
Durante el lunes por la tarde hubo juntas de consejo. Telefónica Deutschland confirmó que se estaba negociando una posible adquisición de E-Plus.
 
 
El trato ha sido discutido entre Telefónica y KPN durante cerca de una década, pero los 2 equipos gerenciales no han podido ponerse de acuerdo sobre el valor de las acciones, considerando la encarnizada lucha por clientes en el mercado de móviles alemán.
 
 
Recientemente, en abril, el Financial Times reveló que Telefónica había vuelto a iniciar conversaciones con KPN para explorar diferentes maneras de unir sus redes, aunque desde ese momento el grupo español más bien se ha enfocado a competir con su rival. El trato reduciría el número de operadores de móviles en Alemania de cuatro a tres, con un número combinado de suscriptores mayor que Deutsche Telecom o Vodafone.
 

Las autoridades de competencia de Bruselas habrían de hacer un escrutinio muy delicado y existiría la posibilidad de concesiones importantes, en lo que sería un caso de prueba para la consolidación de las telecomunicaciones europeas.
 

Los analistas han pedido desde hace tiempo un trato entre los negocios alemanes en un esfuerzo por reducir los costos de los dos fuertemente endeudados operadores europeos.
 
 
En Citi, los analistas han estimado que los ahorros podrían valer más de 4,000 millones de euros (unos 5,275 millones de dólares) por una fusión, con un aumento del precio de las acciones de 32% para KPN y 30% para Telefónica Deutschland.
 
 
Los activos alemanes de telecomunicaciones han atraído licitadores, como el movimiento de Vodafone de apoyar sus negocios de móviles a través de la adquisición de Kabel Deutschland, el grupo de cable. Las 2 fuentes familiarizadas con el tema comentaron que en los primeros meses de este año AT&T anunció al gobierno español su interés por Telefónica. Uno de ellos dijo que estaba interesado en comprar Telefónica Deutschland, más que Telefónica.
 
 
 
También, te pueden interesar estos artículos
 
FINANCIAL TIMES¿Busca trabajo extra? Que le paguen lo que vale
FINANCIAL TIMESLa revolución tecnológica en lo que vestimos
FINANCIAL TIMESUn líder fuerte en Japón es una ventaja