Archivo

FINANCIAL TIMES: FIFA siente calor por Mundial de Qatar

10 febrero 2014 4:17 Última actualización 04 octubre 2013 4:25

[Hoy se decide si reprograma el mundial de 2022 para enero o noviembre, con la intención de evitar las temperaturas de 50 grados / Bloomberg] 


 
 
 
 
 
Por Roger Blitz
 

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y sus ejecutivos se reunirán en Zurich hoy para discutir la cuestión engorrosa sobre qué hacer acerca de la Copa Mundial de 2022 en Qatar.

 
El tema de la construcción en Brasil debería ser la primera preocupación para del organismo rector del juego, pero es ese torneo, por jugarse dentro de nueve años, el cual presenta problemas igualmente complicados.

 
Desde los casi tres años que han pasado desde que se le concedió al pequeño Estado efectuar el torneo, jugadores, entrenadores, administradores y expertos en salud se han unido en la crítica de llevar a cabo el torneo en junio, donde las temperaturas suben hasta 50 grados centígrados, independientemente de los ambiciosos planes de Qatar para construir estadios con tecnología de enfriamiento.

 
Así que se espera que Blatter anuncie que la FIFA examinará opciones para reprogramar el torneo, siendo las opciones enero y febrero o noviembre y diciembre de 2022.

 
La historia de la Copa Mundial de Qatar es un gran problema para FIFA. La junta del viernes también revisará alegatos de la explotación de trabajadores migrantes y la tasa de muertes en proyectos relacionados con los juegos.

 
La idoneidad de Qatar para ser huésped ha provocado un debate constante desde que la decisión de la FIFA en diciembre de 2010 de otorgar a Rusia la Copa del Mundo de 2018 y a ese país el evento en 2022 generó rumores de corrupción en la votación.

 
Qatar ha negado con vehemencia esas acusaciones, pero ahora están siendo revisadas por el ex abogado defensor Michael J. Garcia, investigador de la FIFA sobre el comportamiento ético.

 
Se supo esta semana que Garcia, que supervisó la investigación que llevó a la renuncia de Elliot Spitzer como gobernador de Nueva York en 2008, está buscando reunirse con los licitadores de los torneos de 2018 y 2022.

 
¿Podría Qatar perder el torneo? Blatter ha admitido que FIFA nunca debió haber hecho las votaciones de 2018 y 2022 al mismo tiempo y dijo que haber dado el torneo a Qatar era “un error”. Aparentemente él votó por EU.

 
Sin embargo Blatter, un siempre astuto político de 77 años y presidente de la FIFA por 15 años, está viendo como voltear los problemas de Qatar para su beneficio.

 
Para algunos observadores, la batalla sobre Qatar se está convirtiendo en el ejemplo de la lucha de poder entre Blatter y Michel Platini, el presidente de la UEFA, que quiere tomar el puesto del Blatter.
 

De acuerdo con Guido Tognoni, anteriormente ejecutivo de FIFA, Blatter está buscando hacer uso de su largo apoyo a los países futbolistas más pobres en contra del apoyo de Platini hacia el rico estado del Golfo.

 
“La base de Platini es solamente Europa,” dijo Tognoni. “Blatter ha defendido el interés del resto del mundo contra el dominio europeo durante años. Platini admitió que él votó por Qatar. La mayoría de las asociaciones de futbol no se preocupan de quien dirige a la FIFA siempre y cuando el dinero siga llegando.”
 

El mes pasado, Blatter le dijo al periódico Die Zeit que Qatar sólo tuvo éxito por “influencias políticas directas.” Esto fue visto como un ataque directo a Platini, quien ha declarado abiertamente haber votado por Qatar.

 
Platini ha negado repetidas veces haber votado por Qatar ante la insistencia del entonces presidente Nicolas Sarkozy, con objeto de mejorar relaciones comerciales.

 
El presidente de la UEFA se resintió ante la burla de Blatter, comentando con los reporteros que las influencias económicas y políticas siempre están en juego en las decisiones de dónde efectuar la Copa Mundial y los Juegos Olímpicos y que Blatter debería saberlo.

 
Sin embargo, conforme se desarrolla la batalla por la presidencia, Blatter se mostrará cuidadoso con respecto de Qatar.

 
Cancelar la Copa Mundial no es probable. Podrían haber reclamos de compensación al reprogramar el torneo, por parte de EU y otros de los licitadores que perdieron, incluyendo Australia y Japón, que podrían reclamar que la licitación estipulaba un evento en junio.

 
Pero sería un precio pequeño por pagar comparado con desatar la ira de Qatar, cuya inversión en el futbol, a través de clubes como el Paris St. Germain y Barcelona, es substancial y está creciendo.

 
Además, EU podría concluir que no vale la pena dañar sus propias relaciones estratégicas con Qatar sólo por un torneo de futbol. Varios observadores de FIFA especulan que el gobierno de EU puede llegar a sugerir a Garcia que no ponga mucha presión en la investigación de Qatar.

 
Reprogramar parece la opción a seguir, pero no sin gran incomodidad para FIFA. Uno de los ingresos más fuertes viene de la compañía americana de transmisión Fox, que está pagando 400 millones de dólares por los derechos en inglés de las competencias de 2018 y 2022.

 
FIFA sabe que se va a enfrentar a negociaciones delicadas con James Murdoch de Fox pues no le va a parecer agradable reprogramar la Copa Mundial para que tome lugar al mismo tiempo que los juegos de la NFL. Las negociaciones también tendrán lugar con las ligas domésticas, principalmente en Europa, y la Liga Premier de Inglaterra seguro va a generar una difícil negociación.
 

Con respecto a Qatar, el Estado del Golfo mismo está indeciso. “Si la comunidad internacional de futbol llega a un consenso para cambiar el evento a otra fecha alterna, podremos acomodarnos a ese cambio”, dijo el comité supremo de Qatar 2022.


 
 
También te pueden interesar estos artículos:
 
El lado débil de las redes sociales
 
EU juega al filo de la navaja
 
El legado de Toyoda al mundo