Archivo

FINANCIAL TIMES: El presidente de Venezuela quiere gobernar por decreto

07 febrero 2014 3:47 Última actualización 10 octubre 2013 5:2

[Algunos observadores creen que el intento de Maduro por eludir la legislatura es un esfuerzo para consolidar su débil control del poder / Reuters]


 


 Por Andres SchipaniLas distorsiones en el mercado de divisas han impulsado el empeoramiento de la escasez de alimentos y de bienes básicos como la leche y el papel higiénico, conjuntamente con una alta y creciente inflación, amenazando así la revolución socialista del difunto Hugo Chávez. Los controles de precios, así como las infinitas variaciones de estrictas pero ineficaces restricciones cambiarias han generado una escasez de divisas en las que se basa una economía dependiente de las importaciones. Maduro, quien se desempeñó como ministro de Relaciones Exteriores de Chávez y su vicepresidente, pidió a la Asamblea Nacional “poderes especiales” por 12 meses para “luchar contra la corrupción y la guerra económica declarada por la burguesía contra el pueblo.” El presidente afirma que miembros de la oposición “fascista,” con el apoyo de EU, están “saboteando” la economía con el fin de derrocar al gobierno. En una reciente toma y daca, Washington expulsó a tres diplomáticos venezolanos en represalia por la expulsión de tres diplomáticos estadounidenses por parte de Maduro hace unos días. “La economía de Venezuela se encuentra en una coyuntura crítica. El aparato productivo está siendo gravemente afectado por una serie de distorsiones como la especulación, el acaparamiento, el contrabando, y el impacto de un mercado cambiario ilegal,” dijo Maduro a los legisladores el martes por la tarde cuando presentó la propuesta, adoptando un tono más conciliador que en discursos recientes. Para recibir los poderes que lo habilitarían para gobernar por decreto, el ex chofer de autobús y sindicalista necesita los votos de 99 diputados en la Asamblea Nacional. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de Maduro ocupa 98 escaños, lo que significa que necesita convencer a un legislador independiente o de la oposición. En las últimas cuatro décadas una serie de líderes venezolanos han solicitado la habilitación de poderes. El carismático Chávez, quien fuera el mentor del actual presidente, gobernó varias veces por medio de decretos. Sin embargo, Maduro parece forcejear con una parálisis política causada por riñas dentro de su propio partido. El martes, el gobierno anunció que Nelson Merentes, el pragmático ministro de Finanzas, será reemplazado como vicepresidente responsable de la economía por el ideológicamente más aceptable Rafael Ramírez, actual ministro del petróleo. “Hay mucho descontento en todos los niveles del gobierno, entre las personas que piensan que no tiene ni el poder ni la visión para hacer funcionar con éxito los proyectos de Chávez,” dijo David Smilde, un experto de Venezuela basado en Caracas para el Washington Office on Latin America. Algunos observadores creen que el intento de Maduro por eludir la legislatura es un esfuerzo para consolidar su débil control del poder. “El tener una ley habilitante aumentaría su poder dentro del gobierno,” añadió Smilde. Venezuela, un país rico en petróleo, se prepara para las elecciones municipales de diciembre, que muchos ven como un referéndum sobre el mandato de Maduro y su capacidad para gestionar la economía. El fin de semana, miles de trabajadores, miembros de las fuerzas armadas y las milicias marcharon en apoyo del presidente, coreando eslóganes que prometían ayudar al gobierno en la lucha contra la corrupción. Pero el líder opositor Henrique Capriles criticó a Maduro en una columna del periódico del domingo, acusándolo de crear “cortinas de humo” y etiquetando de “invención” la “guerra económica” del gobierno. “Usted no puede ocultar el hecho de que arruinó una de las naciones más ricas de la región, y durante una bonanza petrolera, además,” escribió Capriles, quien perdió por estrecho margen las elecciones presidenciales en abril y aún objeta el resultado. “Todos los sectores del país son un reflejo de su incompetencia. “

 

Antonio Barreto Sira, legislador de la oposición, dijo : “La única guerra que existe en el país es la que los consumidores tienen que librar para conseguir un paquete de harina de maíz o papel higiénico”.


 
 
También, te pueden interesar estos artículos
 
¿Es sabio leer términos y condiciones?
  
El peligro de los delirios de grandeza
 
'Shutdown' daña credibilidad