Archivo

FINANCIAL TIMES: Devolver la confianza a Microsoft

10 febrero 2014 5:14 Última actualización 27 agosto 2013 3:50

[La amenaza real para Microsoft es que los programas de código abierto podían haber socavado a Windows / Reuters]


 

 
 
Por John Gapper
 
 
Memorándum para el nuevo CEO de Microsoft de parte de  McBain & Booz Consulting Group (empresa de consultoría ficticia).
 
 
Ante todo, felicitaciones. No sólo por haber tomado el mando de una de las grandes empresas del mundo, sino además por haber tenido la visión de contratarnos para darle nuestros francos consejos. Hoy en día, muchos ejecutivos no valoran la consultoría puramente estratégica y exigen resultados inmediatos. Usted ve más allá de eso.
 
 
Hablando de visión, eso nos hace recordar lo que Louis Gerstner dijo hace 20 años, después de haber tomado el mando de IBM, otra compañía de tecnología que había perdido el rumbo y había sido superada por sus rivales. Microsoft había socavado su negocio de sistemas mainframe con el negocio más de moda y de rápido crecimiento de las computadoras personales. Interesante cómo cambian los tiempos, ¿verdad?
 
 
“Lo último que necesita IBM ahora es una visión,” les dijo a los medios a los tres meses de haber llegado. Bueno, lo que menos necesita Microsoft es la visión del último jefe ejecutivo de crear una “familia de aparatos y servicios para individuos y empresas.” Olvídese de las ideas de su predecesor, Steve Ballmer. 
 
 
¿A quién estaba engañando? El único aparato decente que creó Microsoft fue la consola de juegos Xbox, y ésta contribuye un importe irrisorio a las ganancias de la empresa. Usted podría descartarla mañana y nadie se daría cuenta. Pensándolo bien, no sería mala idea.
 
 
En cuanto a ‘individuos y empresas’, hasta a nosotros nos da risa la frase. Las empresas compran sus productos, no los individuos. Vienen preinstalados en las PC que usan cada vez menos consumidores, mientras las empresas pagan por licencias y programas que representan casi todos los ingresos de Microsoft. La suya es una empresa corporativa que está avergonzada de admitirlo. 
 
 
¿Recuerda los fiascos de los productos para consumidores de Microsoft? Zune, el deficiente producto que supuestamente acabaría con el iPod. La tableta Surface (¡ay! $900 millones perdidos en una pobre imitación del iPad). Podríamos continuar, pero duele demasiado. Microsoft solía depender de individuos que eran forzados a usar Windows porque era lo que se usaba en el trabajo. Ese truco no va a seguir funcionando. 
 
 
Hoy en día, es ‘traiga su propio aparato’ para conectarse a la red empresarial y ¿quién va a traer su teléfono Windows? Algún excéntrico, o un finlandés patriótico que tiene un “smartphone” Nokia. Eso basta para enloquecer a cualquier ejecutivo de Microsoft, lo cual tal vez explica a Windows 8. Microsoft no es la única empresa de tecnología sufriendo por el empoderamiento del consumidor. Basta mirar a BlackBerry, mientras todavía se puede. Subestimaron al iPhone, como lo hizo su predecesor, por no tener un teclado. Pensó que su control del mercado era demasiado fuerte para que lo quebrara una moda pasajera. Hasta la vista, BlackBerry. 
 
 
Por eso, mucha gente clamaba por un visionario de la tecnología para liderar a Microsoft. Felizmente, el consejo fue lo suficientemente sabio para ignorar eso y lo nombró a usted en vez – un ejecutivo de operaciones sólido, con la habilidad para transformar los engranajes de una buena empresa y revivir su cultura. Como el Sr. Gerstner en IBM.
 
 
Mucha gente critica al Sr. Ballmer; él era un poco torpe en lo que concernía al mercado del consumidor. ¿Pero qué le ha pasado a Microsoft en los últimos 30 años? ¿Subió como un cohete y se apagó, como la mayoría de las empresas de tecnología? No sólo sigue operando, sino que es una de las empresas más grandes de EEUU – tan valiosa como Google.
 
 
Esto se debe a su muy efectivo grupo de informática empresarial. La amenaza real para Microsoft fue que los programas de código abierto podían haber socavado a Windows, pero eso no sucedió. Su división de servidores –un área competente, aburrida y sólida que produce ingresos, está prosperando y Microsoft parece estar adaptándose a la era de computación en nube.
 
 
Microsoft no tiene ni el instinto ni el estilo de una empresa para consumidores – su idea del desarrollo de un producto para el consumidor es llamar a un grupo de consultores (incluyéndonos a nosotros). Pero sí es capaz trabajando con empresas y asociándose con otras compañías de tecnología, tal como lo hace IBM.
 
 
Es cierto que el móvil es el futuro de la computación, y no, ustedes no pueden competir efectivamente con los sistemas iOS y Android. Pero lidiar con el más reciente éxito tecnológico puede ser un desperdicio del tiempo y del dinero de los accionistas. Cuando el Sr. Gerstner tomó el puesto, IBM estaba amenazada por Hitachi, Fujitsu y Amdahl. ¿Ha oído algo acerca de estas compañías últimamente?
 
 
Usted tiene que curar la cultura disfuncional de Microsoft, concentrarse en lo que mejor saber hacer y devolverle la confianza de ser una de las empresas más efectivas del mundo. Construya en base a sus puntos fuertes y abandone la pretensión de que puede hacerlo todo.
 
 
También, te pueden interesar estos artículos
 
Trabajar todo el día, ¡no es bueno!
 
El nuevo ‘chamán’ monetario de la Fed
 
Poca confianza en nuestros guardianes