Archivo

FINANCIAL TIMES: ¡Despierten! Es hora de dormir

07 febrero 2014 6:14 Última actualización 10 junio 2013 13:54

[Bloomberg] 


 
Lucy Kellaway/The Financial Times

 
La falta de sueño me vuelve malhumorada e ineficiente por las mañanas.
He comenzado un movimiento. Se llama YAWNS (bostezos), que representa Sí, Una Noche de Sueño Maravillosa. El objetivo de YAWNS es sencillo: darle una nueva imagen al acostarse temprano, volverlo “cool” y deseable en vez de triste y ligeramente vergonzoso. Me doy cuenta que poner esto en marcha va a ser difícil: no sólo soy incapaz de convencer a mis hijos de que se acuesten temprano, ni siquiera me puedo convencer a mí misma.
 
Sin embargo, durante mis 3 décadas de labor he observado que la falta de sueño es la singular y mayor causa de que llegue de mal humor, negativa e ineficiente por las mañanas. Todas las investigaciones apoyan mi observación: mi estudio favorito (publicado en la revista Nature) compara el cansancio con la borrachera, y muestra que si uno no duerme, va a ser una carga en la oficina aun mayor que si se hubiera empinado toda una botella de vodka.
 
Arianna Huffington ha estado insistiendo en la importancia del sueño desde el día que andaba tan destrozada por su frenética lucha por lograrlo todo, que se desmayó agarrada de su Blackberry y se cortó la cara. Julia Kirby, una editora del Harvard Business Review, se unió a la causa, y en un blog reciente animó a todos a comenzar un movimiento pro-sueño.
 
Como ejemplo de por vida del mal dormir, he aceptado el reto y creado YAWNS. No estoy totalmente contenta con el nombre porque lo hace sonar aburrido. Pensé en “Métase en la cama temprano esta noche” (GIBET en inglés), pero “gibbet” es un instrumento de ejecución.
 
La página ya está en Facebook, con una foto del perfil de Barack Obama –un hombre que duerme unas martirizantes 4 horas por noche– con la mano pegada a su boca en medio de un bostezo.
 
Lo que necesita YAWNS ahora son modelos positivos que nos aseguren que sí es posible ser exitoso y agarrar 8 horas de sueño a la vez. ¡Ay! La única persona famosa suficientemente atrevida para admitir que le gusta el reposo es Mariah Carey, quien duerme 15 horas antes de una función– y no le ayuda nada. Una orgía de sueño es sólo un poco mejor que estar muriéndose de sueño.
 
Por ahora el movimiento tendrá que conformarse con anti-modelos, que existen en vastas cantidades. Al igual que el Sr. Obama, Indra Nooyi duerme que son eventos detestables de todos modos.
 
  • Cortar viajes de negocios a una zona con huso horario distinto -no se pierde nada porque por lo menos la mitad son inútiles.
  • Suspender todos los eventos de negocio nocturnos. No más cenas de negocio. No más noches de ópera con clientes, algo que sería un alivio para todos. Eventos sociales privados podrían tomar lugar por la noche, pero los invitados debían irse a casa a las 9:30pm.
  • Los celulares y las computadoras son los enemigos de YAWNS porque son muy estimulantes y porque la luz LED revuelve la melatonina. Por lo cual mi manifiesto declara:
  • Todo software debe incluir recordatorios de que está llegando la hora de acostarse, posiblemente apagando todos los dispositivos a la hora mágica.
  • La aplicación despertador debería ilegalizarse. Tengo mi celular al lado de mi cama porque me va a despertar. Una vez ahí, lo voy a mirar. Temo que tales medidas, a solas, no van a ser lo suficiente: la familia tiene que poner de su parte. Por eso las reglas de YAWNS insistirían en los siguientes cambios en el hogar:
  • Un toque de queda a las 9:30 pm para todos los miembros de la familia, con las luces apagadas a las 10 pm. Ruidosas visitas nocturnas al baño familiar serían reemplazadas por el uso de bacinicas. Si algunos adolescentes no aceptan lo anterior, serían prohibidos.
  • Los bebés también serían prohibidos. En realidad, YAWNS no es nada compatible con la crianza de los hijos.

  • Aun así, tengo la terrible premonición de que mi manifiesto no va a traducirse en sistemáticos bostezos para mí. Tengo que insistir en una regla más:
  • Prohibir pensamientos preocupantes, interesantes o martirizantes después de las 9pm. Mejor aún, prohibir todo pensamiento. 4 horas por noche. También lo hace Martha Stewart. Marissa Mayer, entre 4 y 6, mientras que a Tom Ford le va bien con sólo3. El manifiesto YAWNS los nombraría, avergonzaría, y proscribiría su alarde de que 4am es una hora productiva para trabajar.

  • Insistiría en:
  • No más alarde en estar despierto. Cualquiera que admitiera en público que está despierto a las 4 am tendría que probar que se acostó a las 8 pm y había dormido sus 8 horas.
  • Mucho alarde en estar dormido. La gente debía decir: “¡Me acosté a las 10  pm 3 noches esta semana!” de la misma forma que hoy dicen: “¡Fui al gimnasio 3 días consecutivos!”.Los negocios tendrían que involucrarse. En particular, prometerían:
  • Disciplinar a quien envíe correo electrónico entre 8:30pm y 8am.
  • Prohibir desayunos de negociosque son eventos detestables de todos modos.
  • Cortar viajes de negocios a una zona con huso horario distinto -no se pierde nada porque por lo menos la mitad son inútiles.
  • Suspender todos los eventos de negocio nocturnos. No más cenas de negocio. No más noches de ópera con clientes, algo que sería un alivio para todos. Eventos sociales privados podrían tomar lugar por la noche, pero los invitados debían irse a casa a las 9:30 pm. Los celulares y las computadoras son los enemigos de YAWNS porque son muy estimulantes y porque la luz LED revuelve la melatonina. Por lo cual mi manifiesto declara:
  •  Todo software debe incluir recordatorios de que está llegando la hora de acostarse, posiblemente apagando todos los dispositivos a la hora mágica.
  • La aplicación despertador debería ilegalizarse. Tengo mi celular al lado de mi cama porque me va a despertar. Una vez ahí, lo voy a mirar. Temo que tales medidas, a solas, no van a ser lo suficiente: la familia tiene que poner de su parte. Por eso las reglas de YAWNS insistirían en los siguientes cambios en el hogar:
  • Un toque de queda a las 9:30 pm para todos los miembros de la familia, con las luces apagadas a las 10 pm. Ruidosas visitas nocturnas al baño familiar serían reemplazadas por el uso de bacinicas.
  • Si algunos adolescentes no aceptan lo anterior, serían prohibidos.
  • Los bebés también serían prohibidos. En realidad, YAWNS no es nada compatible con la crianza de los hijos. Aun así, tengo la terrible premonición de que mi manifiesto no va a traducirse en sistemáticos bostezos para mí. Tengo que insistir en una regla más:
  • Prohibir pensamientos preocupantes, interesantes o martirizantes después de las 9pm. Mejor aún, prohibir todo pensamiento.

  •