Archivo

FINANCIAL TIMES: Apple contraataca con nuevo iOS

10 febrero 2014 4:35 Última actualización 19 septiembre 2013 4:29

 [La actualización del sistema es más radical, con un nuevo “look” y una novedosa textura, lo que provocaría el rechazo de algunos sectores / Bloomberg] 


 
 
 
 
Por Tim Bradshaw
 
 
 
Ayer, Apple lanzó los cambios más novedosos al software de su iPhone desde que el teléfono inteligente salió al mercado hace seis años, con la esperanza de evitar una repetición del clamor en contra de la actualización del iOS que se produjo el año pasado.
 
 
La actualización nueva es gratis y llega justo un año después de que las acciones de Apple alcanzaron su cima de 702.10 dólares. Hoy en día su capitalización de mercado es un tercio más baja.
 
 
En la actualización del sistema operativo que se lanzó el año pasado, fue eliminada la aplicación de Google Maps y reemplazada con la del fallido rival de Apple, lo cual culminó en una disculpa de Tim Cook, el director ejecutivo.
 
 
Sin embargo, la actualización de este año es aún más radical, con un nuevo “look” y una novedosa textura, provocando que algunos pronostiquen la posibilidad de una reacción negativa, al menos inicialmente.
 
 
El jefe de diseño, Jonathan Ive, reveló el iOS 7 en junio en la Worldwide Developer Conference de Apple en San Francisco, prometiendo que el primer producto de su papel expandido a cargo del “interfaz humano” del software sería “totalmente nuevo” pero a la vez “inmediatamente familiar.”
 
 
Los nuevos íconos, tipografía y colores, en un interfaz limpia, sin ornamentación como texturas y sombras, crearían una sensación de “profundidad y vitalidad”, afirmó, convirtiendo el iOS 7 en un sistema “discreto y diferente” a las aplicaciones y al contenido del usuario.
 
 
La respuesta entre los integrantes del pequeño grupo de diseñadores fuera de Apple quienes tuvieron la oportunidad de probar el sistema fue polarizada: algunos lo elogiaron y otros sintieron pánico.
 
 
Esta semana, millones de personas aceptarán la invitación de Apple a bajar gratis esta actualización para el software de su iPhone y muchos están prediciendo la misma respuesta, pero amplificada.
 
 
“Mi primera reacción fue una combinación de shock y rechazo,” comentó Gentry Underwood, diseñador y cofundador de Mailbox, una aplicación de correo electrónico que fue comprada por Dropbox por 100 millones de dólares este año, según reportes. “Me sentí bastante enfadado.”
 
 
Pero conforme se mejoró la versión de prueba y se eliminaron los problemas, Underwood acabó convencido con el diseño sencillo, la fluida animación y la sensación de ligereza. Resulta que ahora él está rediseñando a Mailbox para adecuarse al nuevo “look”.
 
 
“La primera reacción (al iOS 7) será negativa, pero de aquí a dos meses, los usuarios no pensarán nada al respecto,” dijo Underwood.
 
 
Mientras que muchos creadores de aplicaciones han estado intentando cambiar sus productos para emular el nuevo estilo minimalista del iOS 7, la mayoría están esperando a ver cómo responden los consumidores.
 
 
Según Mixpanel, que diseña herramientas analíticas para desarrolladores de teléfonos móviles, 30 por ciento de las aplicaciones de sus clientes han sido actualizadas este mes en anticipación del iOS 7. Eso muestra un pequeño incremento comparado al año pasado, “pero no es actualmente una estampida,” sostuvo Mixpanel. Eso puede indicar que algunas de las aplicaciones tengan problemas debido a la incompatibilidad con el nuevo sistema operativo.
 
 
Otra área de posible confusión para los usuarios del iPhone con iOS 7 es la pantalla táctil y los movimientos que se requieren para moverse en y entre las aplicaciones; ya que se han eliminado los detalles de diseño que imitan botones reales. Algunos lo han comparado al momento en que los botones en los sitios web en la década de los noventa se convirtieron en enlaces sencillos de navegación. Sin embargo, otros diseñadores piensan que muchos de los usuarios no sabrán distinguir las palabras que deben oprimir para realizar un cambio y cuáles no deben usar.
 
 
Tom Boates, vicepresidente de la experiencia del usuario de Runkeeper, la aplicación de salud, dice que estos cambios de Apple se asemejan al Windows Phone de Microsoft, el cual fue muy popular con algunos de los primeros en usarlo, pero el cual nunca se ganó al público en general.
 
 
 “Aparentemente, iOS 7 es una copia,” dice Boates. “Muchos han promulgado que éste es el fin de Apple como el líder en el mundo del diseño, pero yo no estoy de acuerdo. Yo creo que estamos viendo cómo Apple absorbe las características que admira de los diseños de sus competidores y las ha iterado con algo totalmente nuevo.”
 
 
Los admiradores del nuevo diseño de Jonathan dicen que los botones, sombras y texturas del viejo iPhone ya no son necesarios, ya que la mayoría de las personas se han vuelto muy familiares con la manera en la que funciona la tecnología de la pantalla táctil.
 
 
“Yo creo que existe una belleza profunda en la simplicidad, la claridad, y la eficiencia,” dijo Jonathan en la presentación en junio. “La verdadera simplicidad no sólo se deriva de la ausencia del desorden y de la ornamentación. Se trata de crear un orden de la complejidad misma.”
 
 
Pero tales sutilezas corren el riesgo de no ser reconocidas por aquellos consumidores de Apple con menos sabiduría tecnológica. “El público va a estar muy nervioso,” dice un director ejecutivo de una nueva empresa de teléfonos móviles.
 
 
Si es así, Apple posiblemente tenga una solución en camino. Los registros de Mixpanel muestran que dos actualizaciones ya están siendo evaluadas en privado por Apple
 
 
 
 
También te pueden interesar estos artículos
 
Las ideas no están en una cancha
El “tigre azteca” aún no ruge
El punto ciego de los empleadores