Archivo

Falta ejercer 81% del gasto en infraestructura

07 febrero 2014 3:44 Última actualización 04 septiembre 2013 5:22

[La meta del gasto público para 2013 en comunicaciones y transportes, es de 88 mil 392 millones de pesos/ Cuartoscuro]


 
Ana Valle
 
 
En la segunda mitad del año, el gobierno federal tendría que ejercer 4 veces lo que invirtió en el primer semestre, alrededor de 71 mil 712 millones de pesos en infraestructura de comunicaciones y transportes, dada la necesidad de reactivar el crecimiento del sector, señalaron expertos y empresarios.
 
 
La meta del gasto público para 2013 en comunicaciones y transportes es de 88 mil 392 millones de pesos, del cual sólo se han ejercido 16 mil 680 millones, según datos del Primer Informe de Gobierno y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
 
 
Alejandro Cervantes, economista para México de Banorte-Ixe, comentó que es factible que se ejerza la inversión pendiente en los siguientes meses.
 
 
“Realmente el gobierno tiene la meta de comenzar a gastar más dinero ante la desaceleración que ha tenido la economía mexicana”, agregó.
 
 
Los cambios de directores y secretarios, así como la falta de proyectos provocaron que el gasto se ejerciera diferente en este año, señaló Héctor Ovalle, presidente de la constructora Coconal.
 
 
Un empresario que pidió no ser citado señaló que en todo el año ha tenido problemas para cobrar al gobierno federal las obras que tiene en construcción.
 
 
En pocos días comenzará a licitarse el acueducto de Querétaro, la autopista Siglo XXI y también el puerto de Lázaro Cárdenas, además se espera que este año se inicie un proyecto ferroviario, destacó Luis Zarate, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.
 
 
En la primera mitad del año, la falta de inversión pública en infraestructura ha generado daños importantes al sector.
 
 
Al cierre de junio de 2013, la construcción se contrajo a una tasa anual de 6.8 por ciento, sumando 7 meses de contracción, al tiempo que se perdieron 27 mil 148 empleos en la industria, respecto a junio de 2012.
 
 
Las grandes constructoras han resentido este ambiente de desaceleración. Las cinco que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores tuvieron un decremento de 39 por ciento en los ingresos por construcción en el primer semestre de 2013, respecto al mismo periodo del año anterior, según sus reportes financieros.
 
 
Roberto Solano, analista de construcción de Monex, consideró que las compañías están preparadas para recibir las licitaciones que se avecinan.