Archivo

Falta de 70 mil choferes frena al transporte

06 febrero 2014 3:44 Última actualización 14 enero 2014 5:28

 [Empresas mantienen parte de su flotilla detenida por el déficit / Cuartoscuro]


 
 

Pilar Juárez
 
 

Además del incremento en los precios del combustible, el autotransporte de carga en México se enfrenta a un bache más: la falta de operadores.
 
Se estima que el déficit es de 70 mil personas para conducir vehículos de carga, una crisis que obliga a las empresas autotransportistas a tener detenida parte de su flota, informó Enrique González, vicepresidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).
 
“Es una situación que nos tiene preocupados, ocasiona que no tengamos el equipo 100 por ciento trabajando y en algún tipo de transporte o especialización no podemos contar con la gente suficiente”, comentó González.
 
La carencia de mano de obra en México se agrava porque existe una crisis similar en Estados Unidos.
 
De acuerdo con estimaciones de la American Trucking Association, se requieren 240 mil operadores más entre 2014 y 2015. El año pasado, las autoridades de ese país impusieron nuevas medidas para reducir las horas de trabajo de los operadores, lo que afectó la cantidad de días y horas efectivas de manejo.
 

Esta situación provoca que la mano de obra calificada mexicana sea contratada en ese país en las zonas fronterizas o incluso con contratos eventuales de seis meses.
 
González reconoció que existe una diferencia salarial más atractiva en Estados Unidos, no obstante, agregó que los conductores en México pueden alcanzar ingresos promedio de entre 25 mil y 30 mil pesos, dependiendo del tipo de unidad y la región en la que operen.
 

La falta de mano de obra en el transporte se origina porque el crecimiento del sector en los últimos años no ha sido en la misma proporción que la gente que se incorpora.
 
Además, se requiere mayor capacitación tanto para la conducción de los vehículos que cada vez son más sofisticados, como para atender procesos administrativos, como control de las verificaciones, manejo de la carta porte con los clientes y los comprobantes de traslado.
 

Una de las consecuencias más graves de la falta de operadores es que las compañías transportistas tienen parada parte de la flota vehicular.
 
En algunas regiones como la zona centro del país, Canacar estima que el déficit de operadores tiene detenido a cerca de 40 por ciento del parque vehicular total.
 
Otras regiones afectadas son la zona metropolitana del Valle de México, Puebla así como la zona norte en estados como Nuevo León, Sinaloa y Baja California.
 

Una consecuencia más, es que si no se capacita o prepara a los conductores se tienen riesgos por incrementar el número de accidentes en el autotransporte; es un tema que preocupa a los transportistas porque las unidades son equipos caros que es difícil confiar a gente sin preparación, expuso el vicepresidente de Canacar.
 
Apuestan por capacitación
 
Para enfrentar la falta de conductores, la Cámara trabaja con diferentes universidades en la capacitación, aseguró González.
 

“Ese es el problema, dignificar nuevamente el oficio y volverlo atractivo”, dijo.
 

En la Universidad Tecnológica de León se impulsa la carrera de Técnico Superior en Logística, que se enfoca a las áreas administrativas del transporte de carga y pasaje, una carrera técnica que se amplió a la formación de un centro nacional de conductores, de donde se tienen 200 egresados.
 
Este esquema se replicó en el Estado de Jalisco, en Puebla, Cuautitlán, Estado de México y Nuevo León.
 

Por los incrementos a los precios de los combustible de 11 por ciento al cierre de 2013 y los cambios de la reforma fiscal, este año el pronóstico de crecimiento para el sector autotransportista, es muy conservador. En 2013 el sector autotransporte, creció cerca de un 2 por ciento.
 

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, por autotransporte federal se moviliza el 82 por ciento de la carga terrestre y se estima que en el país existen 126 mil 583 permisionarios, de los cuales cerca de 82 por ciento, corresponden al llamado hombre-camión.