Archivo

Falla el Obamacare

06 febrero 2014 7:5 Última actualización 22 noviembre 2013 5:2

[Hasta 12 millones de personas perderían su seguro médico / Reuters]


 
Redacción
 
Fue la manzana de la discordia que condujo al cierre del gobierno, además de poner a Estados Unidos al borde de la insolvencia y al final, la Ley de Atención Médica Asequible (ACA), que ampliaría la cobertura a 50 millones de personas sin seguro, fracasó y puede transformarse en el arma que vencerá a los demócratas en las elecciones intermedias.
 
La aplicación de la ley promulgada en 2010 a partir de octubre, con el arranque del año fiscal 2014, ni siquiera dependía del presupuesto enviado por el Ejecutivo que la Cámara de Representantes se negaba a ratificar, pues sus fondos ya estaban asignados. Sin embargo, la falta de una explicación adecuada sobre el funcionamiento del programa, así como las fallas técnicas del portal en el que el público debería registrarse a más tardar el 31 de marzo para adquirir una póliza, o pagar una multa de 95 dólares o el equivalente a uno por ciento de sus ingresos, desembocaron en el amargo reconocimiento de que serán necesarios los cambios.
 
Apenas 106 mil personas se inscribieron para contratar una póliza en el “mercado” abierto por el Obamacare y de ellas sólo 27 mil lo hicieron en línea en el primer mes de operaciones; el Departamento de Salud y Servicios Humanos esperaba siete millones para fines de marzo. Peor aún, pese a las garantías del presidente, más de cuatro millones de ciudadanos han recibido cartas de cancelación de sus planes de salud enviadas por las aseguradoras, ya que no cumplen con la ACA. Otros ocho millones podrían recibirlas y, para mayor agravio, la Casa Blanca lo supo desde 2009, afirmó NBC.
 
Distorsión
 
“Soy el responsable. Hemos fracasado en el lanzamiento de esta reforma”, manifestó Barack Obama al expresar que “fue bien merecido el golpe” y proponer que durante un año más los estadounidenses conserven sus pólizas antes de sustituirlas por planes que serán más caros, en especial para el segmento de 25 a 40 años. No obstante, los estados regulan el sistema y pueden desechar la idea, que para la industria ––que no está obligada a ofrecer otra vez las pólizas obsoletas–– generará “distorsiones”.
 

Por ahora, Florida Blue, la principal aseguradora de esa entidad, dará una buena noticia a 300 mil clientes que recibieron cancelaciones; Washington, Arkansas y Vermont descartaron dar marcha atrás y Kentucky, junto a Ohio, cedió la decisión a las compañías. Con respaldo de 39 demócratas, la Cámara baja aprobó mantener la venta indefinida de las pólizas que no cumplen con la ACA, pese a la amenaza de veto presidencial si el Senado da luz verde al proyecto.