Archivo

Extranjeros se plantan en mercado de bonos gubernamentales en México

06 febrero 2014 7:0 Última actualización 03 diciembre 2013 18:9

[La tenencia de bonos a tasa fija de residentes en el extranjero llegó a una cifra sin precedente el 22 de noviembre. / Cuartoscuro / Archivo] 


 
Esteban Rojas H.

Contrariamente a lo que se podría pensar, los extranjeros al parecer pretenden quedarse hasta el final de la fiesta en el mercado de bonos en México, aunque hay que estar preparados para un cambio en los flujos de capital.

La tenencia de los residentes en el exterior de los denominados bonos a tasa fija, emitidos por el Gobierno Federal, alcanzó una cifra sin precedente de 1.20 billones de pesos al pasado 22 de noviembre, de acuerdo con los últimos datos reportados por el Banco de México.

Los extranjeros no corren prisa en abandonar sus posiciones de mayor riesgo, comportamiento que puede explicarse en parte por varios factores, como la incertidumbre sobre el momento en que la Reserva Federal de los Estados Unidos pueda empezar a disminuir sus compras de bonos. Esta situación se podría precisar dependiendo de los datos económicos de la actividad económica en general y del mercado laboral en lo particular que se publicarán esta semana.

Si las cifras son más fuertes de lo esperado, podría crecer la especulación en torno al inicio de un cambio en la política monetaria de la Fed a partir de su reunión del próximo 18 de diciembre; de lo contrario, se mantendría la posibilidad de que ello ocurriera durante el primer trimestre del 2014.

En segundo lugar, si bien es cierto que el alza de los bonos estadounidenses le quita brillo a sus similares en México, esta situación se ha compensado en parte por el alza en las tasas de interés. Este comportamiento ha llevado a que el diferencial entre el bono M y el de los Estados Unidos se haya elevado hasta 3.63 puntos, lo que le ha ayudado a mantener su competitividad.

Además, la demanda de los bonos M se ha trasladado de la parte larga de la curva de rendimientos a aquellos instrumentos con un menor horizonte de inversión, lo que les ha permitido a los extranjeros seguir aprovechando las tasas de interés más elevadas, al mismo tiempo que disminuyen su riesgo.

Otro aspecto a destacar del comportamiento de los extranjeros en el mercado de deuda en México es el referente al reacomodado en su portafolio.

Los Cetes han perdido cierto atractivo debido a la fuerte caída experimentada en sus rendimientos, lo que ha mantenido el saldo de los extranjeros alejado de su máximo histórico, en tanto que la disminución de la tenencia de Udibonos por extranjeros al parecer tocó fondo, ante la expectativa de un incremento en la inflación.

El reacomodo en el portafolio de los extranjeros se ha acompañado de un estancamiento en la tenencia total de cetes, al ascender a 1.75 billones de dólares al pasado 22 de noviembre, por debajo de su máximo de 1.76 registrado desde el 11 de junio del presente año.

Hasta el momento, la afectación del comportamiento de los extranjeros en el mercado de deuda no ha sido del todo significativa, porque se ha basado en un reacomodo de su portafolio, manteniendo su tenencia total sin grandes cambios.

Sin embargo, una primera señal de alerta ha sido la creciente resistencia para incrementar su tenencia total. La siguiente podría estar en una disminución, lo que podría repercutir negativamente sobre la liquidez y el costo del dinero en nuestro país.