Archivo

Exprimen casas de empeño a gamers

07 febrero 2014 6:14 Última actualización 21 junio 2013 6:40

[Bloomberg]


Redacción El Financiero
 
Miguel Ángel Robles necesitaba dinero para pagar los trámites de dos exámenes extraordinarios, la única opción que encontró para salir de su apuro fue empeñar su consola portátil.

“Compré mi Nintendo 3DS en diciembre con un par de juegos y lo tenía muy cuidado, pero con este percance, me vi en la necesidad de venir a empeñarlo. Vale 2,800 pesos, pero sólo me dieron 1,200; yo sé que si no pago, ellos podrán venderla hasta en 3,000", señala el joven de 19 años, estudiante de comunicación de la Unitec.

Las consolas de videojuegos son 'dispositivos de moda' que si el cliente no logra recuperarlos, es rápido venderlos, explicó el personal de Montepío Luz Saviñón, durante un recorrido realizado por El Financiero a diferentes casas de empeño.

Por una consola Playstation 3 de 160GB en buen estado, con valor de 3,700 pesos, prestan 1,800 pesos o por una Xbox 360 Slim, que ronda los 3,500 pesos, otorgan 1,700 pesos.

Ejecutivos de Montepío coinciden en que solamente se recuperan 40% de las consolas y “que el resto de estos dispositivos, que se ponen a la venta, forman parte de los artículos más vendidos en los diferentes establecimientos”.

En las 4 casas de empeño visitadas, Montepío, Monte de Piedad, Prendamex y Monte de la República, el Xbox 360, el PS4, el Nintendo Wii U y el Nintendo 3DS sobresalen en los aparadores, ya que hay alrededor de 5 de cada uno, mientras que otros se encuentran guardados en bodega, según empleados.

Algunos jugadores también recurren a Internet para vender sus equipos. Los servicios más utilizados en México son www.mercadolibre.com.mx, www.segundamano.mx y www.lomioestuyo.com.

“Cuando estoy en aprietos vendo mis gadgets en segundamano.mx y nunca he tenido problemas. Hace algunos días vendí mi PS3 de 160 GB en 4,000 pesos para comprarme la nueva PS4. La subí el lunes y el miércoles estaba cerrando el negocio en la cafetería que está en la esquina de mi casa”, señaló Luis Aguilar, estudiante de 21 años.

“Alguna vez fui a Monte Pío Luz Saviñón, pero me daban menos de lo que esperaba. Así que creo que la mejor opción es vender en lugar de empeñar, porque de todas formas, al final, muy pocos recuperamos el equipo”.

De acuerdo con estadísticas de la Asociación Nacional de Casas de Empeño (Anace), los 150 afiliados ofrecen una tasa de interés que fluctúa entre del 4% a 8% mensual, según el riesgo del mercado, y el préstamo promedio es de 1,400 pesos.