Archivo

Experiencia contra juventud en la NFL

06 febrero 2014 3:45 Última actualización 17 enero 2014 5:4

 [Los playoffs de la NFL enfrentan a Peyton Manning y Tom Brady, dos históricos mariscales de campo que pronto entregarán la estafeta a dos jóvenes promesas como Russell Wilson y Colin Kaepernick / Bloomberg]


 
 
Ma. del Refugio Melchor S.
 

Todo está listo para que las finales de conferencia regalen dos juegos espectaculares cuyos ganadores sellarán su boleto para disputar el Super Bowl XLVIII en Nueva Jersey.
 
Cualquiera que sea la combinación triunfadora, seguramente se definirá por sus brillantes pasadores; un veterano posará con el trofeo de la Conferencia Americana, mientras que en la Nacional lo hará uno de segundo año, con un aire fresco y atrevido.
 
Los Broncos de Denver confían en el brazo y la inteligencia de Peyton Manning, tienen la ventaja de jugar en casa, pero tendrán enfrente al peor rival que pudieron imaginar: los Patriotas de Nueva Inglaterra con Tom Brady en sus controles.
 
En el mundo de la NFL todo es posible, esa es la esperanza de Manning para mejorar su balance contra Patriotas, equipo que ha encontrado la manera de nulificar al mariscal de campo que es reconocido como el mejor para leer defensivas.
 
La diferencia es abismal: Brady tiene 10 triunfos por sólo cuatro de Manning; en postemporada el récord es negativo en el caso de Peyton (10 juegos ganados y 11 perdidos), muy inferior al 18-7 de Tom.
 
Brady tiene tres anillos de Supertazón y dos derrotas ante Gigantes de Nueva York; Manning registra un triunfo y una derrota en el partido por el trofeo Vince Lombardi.
 
La diferencia entre estos dos mariscales de élite es su mentalidad, Tom Brady ha tenido la sangre fría para liquidar sus duelos con números impresionantes, con más de tres mil yardas lanzadas, 26 pases de anotación y 13 intercepciones ante Manning.
 
En cambio, Peyton se derrumba, puede completar muchos pases, pero en los momentos clave falla, eso explica sus 3,971 yardas contra Patriotas, 29 touchdowns y 20 intercepciones.
 
Brady sabe improvisar, Peyton se congela. La otra gran diferencia es que detrás de Tom está el genio del coach Bill Bellichick, quien sabe encontrar los puntos vulnerables del rival. Manning tendrá que echar mano de todos sus recursos para superar sus traumas porque el tiempo no perdona.
 
Brazos nuevos

En la final de la Conferencia Nacional nada está escrito. Seattle recibirá al enrachado San Francisco con la tranquilidad de tener una marca impresionante de 14-3 en playoffs como local y ser favoritos en las apuestas por 3.5 puntos.
 
La rivalidad entre Halcones Marinos y 49ers ha crecido en los últimos años, sus duelos en temporada regular fueron intensos. Seattle ganó 29-3 el primero de la semana 2 y San Francisco se llevó el triunfo 19-17 en la semana 14.
 
Sin embargo, en la historia de postemporada siempre es importante el momento en que llegan los equipos y ahí la ventaja es para San Francisco, que lleva ocho triunfos consecutivos; su última derrota fue ante Santos de Nueva Orleáns (23-20) el 17 de noviembre.
 
Los finalistas de la Conferencia Nacional cuentan con mariscales atléticos, que tienen gran movilidad y son muy peligrosos porque corren en forma extraordinaria. Russell Wilson (Seattle) y Colin Kaepernick (San Francisco) son veneno puro para las defensivas.
 

Kaepernick ya tiene la amarga experiencia de perder un Super Bowl, pero mostró carácter para mantener su nivel de juego en su segunda temporada como titular y buscará la revancha para demostrar que tiene el tamaño para ocupar el puesto que alguna vez tuvieron Joe Montana y Steve Young.


El joven Russell Wilson tendrá su gran oportunidad, en su caso cuenta con la ventaja de tener un corredor extraordinario (Marshawn Lynch) que produjo 140 yardas contra Santos. Esa dupla es la gran esperanza de Seattle para regresar a un Super Bowl después de perder en 2006, 21-10 ante Pittsburgh.