Archivo

EU estaría trabajando en secreto en drone invisible... a los radares

06 febrero 2014 7:2 Última actualización 06 diciembre 2013 16:3

  [La aeronave también podría conducir misiones de ataque electrónico./Imagen tomada de @AviationWeek] 


 
Notimex

DALLAS.- Estados Unidos prueba un nuevo avión espía no tripulado, invisible al radar y capaz de volar largas distancias, con tecnología que le permitiría ataques electrónicos para inutilizar todo aparato eléctrico del adversario, reveló hoy una revista.

El avión, desarrollado por la compañía aeroespacial Northrop Grumman y clasificado bajo el nombre RQ-180, podría estar listo para misiones militares para 2015, según la revista especializada Aviation Week, citando a funcionarios anónimos de defensa e inteligencia.

La aeronave está diseñada para volar sin ser detectada por el espacio aéreo del adversario, similar al ahora jubilado avión supersónico SR- 71 Blackbird, y sería considerada un arma potencial útil contra países como Corea del Norte, Irán o China.

Según Aviation Week, el nuevo súper "drone" ha sido dotado de sensores de alta tecnología y sofisticados equipos de vigilancia para desarrollar su labor de espionaje, pero también podrá conducir misiones de ataque electrónico.

El avión está siendo evaluado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos con pruebas de vuelo desde sus instalaciones "secretas" en el Lago Groom, Nevada, la zona ampliamente conocida como Área 51, aseguró la publicación.

Imágenes aéreas públicamente disponibles y difundidas este viernes por Aviation Week muestran que se han construido en ese lugar nuevos refugios y hangares dimensionados para un avión con una envergadura de más de 40 metros.

El desierto de Nevada ha sido tradicionalmente utilizado para pruebas de aeronaves clasificadas, incluyendo el Lockheed SR- 71 Blackbird y el avión fantasma F- 117.

Las especificaciones exactas del RQ-180, aún se desconocen, incluyendo detalles tan importantes como el número de motores.

Sin embargo, Aviation Week, sugirió en su artículo difundido en su sitio web, que la envergadura de sus alas será de aproximadamente 40 metros, lo que lo convertiría en el mayor de los "drones" utilizados hasta ahora por las fuerzas armadas de Estados Unidos.

El número de aviones que ya han sido construidos también se desconoce, pero la revista indicó que con base en un programa de pruebas de vuelo y de su relativa rápida entrada en servicio para el 2015, además de documentos presupuestarios abiertos, se cree que existe ya una pequeña flota volando rutinariamente.