Archivo

EU entregó armas a rebeldes sirios a través de la CIA: The Washington Post

07 febrero 2014 3:48 Última actualización 12 septiembre 2013 10:49

[Los envíos comenzaron hace dos semanas, en medio de las dudas sobre una posible intervención de EU / Reuters] 


 
 
Notimex
 
 
A través de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), Estados Unidos empezó a entregar armas ligeras, municiones y otros implementos bélicos a los rebeldes sirios, escalando con ello su intervención en esa guerra civil, reveló hoy el periódico The Washington Post.
 
 
De acuerdo con oficiales de la CIA y algunos líderes opositores sirios, los envíos de armamento comenzaron desde hace dos semanas. 
 
 
La administración del presidente Barack Obama prevé que la entrega permita fortalecer la capacidad militar de los rebeldes frente a la ofensiva del régimen del presidente sirio Bashar al-Assad, y lograr así una mayor cohesión entre las distintas fuerzas de la oposición.
 
 
Sin embargo, el ofrecimiento enfrentó complicaciones logísticas no sólo por el escenario de violencia que vive Siria, sino ante el temor de que parte de esa ayuda llegue a manos de elementos extremistas de la oposición.
 
 

Además de las armas y municiones, las entregas incluyen vehículos, sofisticado equipo de comunicaciones y equipo médico, agregó el periódico.
 
 

"Eso no sólo conduce a una fuerza más efectiva, sino aumenta la capacidad de mantener unidos a los grupos de la coalición", dijo al diario un funcionario bajo anonimato.
 
 

La revelación ocurre en un momento de creciente expectativa ante la posibilidad de que Estados Unidos lance un ataque militar contra Siria por su uso de armas químicas contra civiles.
 
 
El ataque quedó en suspenso después que Obama pidió el martes al Congreso estadunidense aplazar el voto para darle autorización para conducir una campaña militar limitada que no involucraría el envío de tropas de tierra a Siria.
 
 

El lunes, Rusia presentó una propuesta para que Siria ceda el control de su arsenal de armas químicas a la comunidad internacional con el propósito final de su destrucción, la cual fue aceptada de inmediato por Damasco.