Archivo

EU e Israel pierden derecho al voto en UNESCO

06 febrero 2014 7:14 Última actualización 08 noviembre 2013 11:1

  [Las leyes estadounidenses obligan a cortar el financiamiento a cualquier agencia de la ONU que acepte a los palestinos como miembros./Reuters] 


 
AP
 

La influencia estadounidense en la cultura, la ciencia y la educación en el mundo se verá afectada porque Washington perdió  su derecho al voto en la UNESCO al incumplir con sus pagos a la agencia cultural mundial.
 
 
Estados Unidos no ha pagado sus cuotas al organismo de las Naciones Unidas con sede en París en protesta por la decisión de los países miembros de aceptar a los palestinos como integrantes en 2011. Israel suspendió sus pagos al mismo tiempo y también perdió su derecho al voto.
 
 
Bajo la reglas de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Estados Unidos tenía hasta hoy como plazo para reanudar el financiamiento o explicar sus razones, y en caso contrario automáticamente perdía el derecho al voto. Un funcionario de la UNESCO que no está autorizado a hablar públicamente del asunto dijo que no se recibió ni una ni otra de parte de Israel ni de Estados Unidos.
 
 
La suspensión de las contribuciones de Washington —80 millones de dólares anuales, los cuales equivalen al 22 por ciento del presupuesto anual de la UNESCO—, pusieron a la agencia al borde de una crisis financiera y la obligaron a eliminar iniciativas promovidas por ese país como la educación sobre el Holocausto e investigación sobre tsunamis en los dos años anteriores.
 
 
Muchas personas en la capital estadounidense están preocupadas porque Estados Unidos parece encaminado a convertirse en un miembro de la UNESCO sin influencia, con poca capacidad de promover programas internacionales que combatan al extremismo a través de la educación, y que alienten la igualdad de género y la libertad de prensa.
 
 
Otros temen que una presencia débil de Washington provoque el aumento del sentimiento antisraelí al interior de la UNESCO, donde la crítica a ese país, encabezada por naciones árabes, ha sido un tema constante.
 
 
"No seremos capaces de tener la misma influencia", dijo Phyllis Magrab, comisionada de Estados Unidos para la UNESCO, quien vive en Washington. "En efecto, no tendremos una caja de herramientas llena. Nos falta nuestro martillo".
 
 
El incidente en la UNESCO ha generado nuevas críticas a las leyes estadounidenses que obligan a cortar el financiamiento en forma automática a cualquier agencia de la ONU que acepte a los palestinos como miembros.
 
 
Se espera que la lista de países que perdió su derecho al voto sea leída en voz alta el sábado antes de que inicie la conferencia general de la agencia cultural internacional.
 
 
El embajador de Israel ante la UNESCO, Nimrod Barkan, dijo que su país apoya la decisión de Estados Unidos que se opone a "la politización de la UNESCO, o cualquier otro organismo internacional con el ingreso de un país inexistente como Palestina".
 
 
La UNESCO es más conocida por su programa de protección a las culturas del mundo a través de los sitios considerados patrimonio de la humanidad, tales como la Estatua de la Libertad o la ciudad de Timbuctú, en Malí.
 
 
Pero el núcleo de su misión, como lo concibió Estados Unidos como fundador en 1946, era ser una organización contra el extremismo. En el mundo actual se enfoca en políticas públicas como el acceso al agua potable, la enseñanza a niñas y la erradicación de la pobreza.