Archivo

Estoy bateando arriba de 300, decía López Obrador

06 febrero 2014 7:0 Última actualización 04 diciembre 2013 5:16

 [Ante versiones de una salud quebrantada, el ex perredista sólo reconoció que estaba cansado por sus giras / Cuartoscuro / Archivo] 


 
 
Angelle Hernández Cháirez
 
Andrés Manuel López Obrador reconoció en privado sentirse cansado, pero no en público.
 
“Estoy al 100. Estoy entero. Estoy bateando arriba de 300. Todo está muy bien. No tengo ninguna enfermedad, afortunadamente. Gozo de cabal salud, sobre todo, tengo imaginación, talento y bastante energía para la responsabilidad que me han conferido de encabezar un movimiento con el propósito de transformar a México, con el propósito de sacar a México del atolladero en que lo han metido”, afirmó en el ex candidato presidencial en el mes de febrero del 2012 y luego de que se filtrara una grabación en la que admitió ante empresarios sentirse agotado.
 

Tengo más experiencia ahora que antes. Tengo menos vigor, eso sí, porque ya estoy muy cansado, pero yo creo que así va a ser...”, fue la confesión a puerta cerrada.
 
Algunas versiones periodísticas comenzaron a esparcir información sobre un presunto problema de diabetes, fatiga y otros incluso de cáncer de próstata.
 

Obrador salió a desmentir todas estas versiones aunque sí aceptó sentirse cansado, pues había recorrido el país durante más de seis años.
 

Tengo 58 años de edad y estoy acostumbrado a trabajar, sin duda. Me levanto todos los días a las 5:30 horas. Trabajo 16 horas diarias… Me siento bien. Trabajo. Tengo experiencia y eso es lo que ofrezco, pero ofrezco algo más, ofrezco mi corazón”.
 

Dos meses más tarde y luego de que la panista Josefina Vázquez Mota se desvaneciera en un evento en el World Trade Center el político tabasqueño lamentó el hecho, y le deseó pronta recuperación, pero el presumió tener “cabal salud”.
 
Incluso, retó a sus adversarios a mostrar un chequeo médico.
 
Estoy bien de salud, afortunadamente no tengo ninguna enfermedad”.
 

El rumor surgió desde un año antes, en un mitin realizado en 11 enero del 2009 en la ciudad de Mexicali, Baja California.
 
Según una columna, el político tuvo que ser trasladado para ser atendido de urgencia en el hospital Almater.
 

“El ex candidato llegó al lugar inconsciente, cansado, débil y un poco confuso. A pesar de lo anterior y desobedeciendo la recomendación de reposo del médico, al recuperarse un poco continuó con su viaje hacia la ciudad de Rosarito, BC”, señaló la información.
 

Sin embargo el equipo de Obrador desmintió el hecho y acusó al medio que lo publicó de abrir guerra sucia contra él.