Archivo

Estímulos monetarios devuelven el ¿brillo bursátil?

07 febrero 2014 5:57 Última actualización 04 agosto 2013 20:3

[Bloomberg]


 
Antonio Sandoval
 Las bolsas de valores borran las pérdidas registradas tras la tormenta desatada por la Fed; Dow Jones y S&P500 en máximo histórico, Nasdaq en máximo desde el 2000

El tema de los estímulos monetarios le quitó brillo a las Bolsas en los primeros días de mayo, ese mismo tema se los devolvió en la semana que recién concluyó.

Las Bolsas, especialmente en Norteamérica, tuvieron una semana de ganancias, aunque lo relevante es que regresaron a sus niveles previos a la tormenta desatada a principios del quinto mes del año cuando se puso sobre la mesa la posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos recortara sus estímulos monetarios.

Así, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores ganó durante la semana 2.34 por ciento, incluso el jueves anterior reportó su mayor avance en 20 meses para una sola sesión. En las dos últimas jornadas de la semana acumuló un beneficio del 5.24 por ciento.

Además, su cierre de 42 mil 51 unidades es el más alto desde el 9 de mayo, un día antes de que diera inicio la tormenta bursátil desatada desde la Reserva Federal (Fed) por Ben Bernanke; es decir, el principal índice accionario nacional está de regreso al nivel previo a la tormenta en los mercados de valores.

En el caso de los indicadores bursátiles de Nueva York, la trayectoria fue idéntica, las ganancias semanales no fueron espectaculares, pero lo relevante es el nivel que reportan los índices.

Al cierre de la semana, el Dow Jones reportó un avance del 0.68 por ciento en su balance, suficiente para que tomara vuelo y alcanzara una nueva marca histórica, esta ocasión en 15 mil 658 puntos. Lo mismo sucedió en el indicador S&P500, cuyo cierre semanal fue de mil 709 unidades, una cifra de cierre nunca antes vista.

Para el caso del otro indicador relevante de la bolsa de valores de Nueva York, el índice Nasdaq, su cierre de semana quedó en 3 mil 689 unidades, regresando a su nivel de cotización más alto desde 2000, justo en donde se encontraba antes de la volatilidad que había derrumbado en los dos meses recientes a las Bolsas en el mundo.

En la semana que finalizó, los mercados abrieron una pausa de espera hasta mediados de septiembre, cuando está programada la siguiente reunión de la Fed, mientras tanto regresó la opción de la inversión bursátil ante los fuertes castigos que habían registrado las plazas, el mercado estaba sobrevendido con el anticipo de eventuales recortes a los estímulos monetarios.

Por ejemplo, el índice mexicano reportó una caída del 9.9 por ciento entre el punto más alto y el más bajo a partir del 9 de mayo y hasta el cierre de julio, el periodo de mayor afectación en el mercado. Medido desde su punto más alto y el más bajo del año, la caída de la Bolsa de México fue de 22.37 por ciento.

La tendencia positiva semanal también se extendió a otras plazas bursátiles, aunque de manera más modesta, la Bolsa brasileña ganó 1.76 por ciento, Chile 2.05, Perú 1.18, España subió 0.98 y la Bolsa francesa escaló 1.32 por ciento.