Archivo

Este 'Black Friday', miles protestarán contra Walmart

06 febrero 2014 7:2 Última actualización 27 noviembre 2013 11:2

 
Notimex
 
 
NUEVA YORK.-   Líderes civiles y empleados de la cadena de tiendas Walmart planean realizar mil 500 protestas en distintas ciudades estadounidenses durante el llamado "Viernes Negro", uno de los días de mayores ventas en este país, en protesta por las injustas condiciones de trabajo en esa empresa.
 

La movilización, considerada por los organizadores como una de las más grandes en la historia en Estados Unidos, involucrará la participación de miles de personas, al igual que las manifestaciones realizadas el "viernes negro" del año pasado en contra de Walmart.
 

Los empleados piden que la empresa suspenda las represalias contra los trabajadores que han protestado y que sus directivos se comprometan a mejorar de manera pública sus condiciones laborales, como ofrecer posiciones de tiempo completo y un salario de al menos 25 mil dólares anuales.
 

Convocadas por el grupo Organización Unida por el Respeto en Walmart (OUR), las protestas incluyen empleados de tiendas en ciudades como Los Ángeles, Miami, San Francisco, Chicago, Seattle, Washington D.C., Minneapolis y Sacramento.
 

Dorian Warren, profesor asociado de la Universidad de Columbia, explicó en un comunicado del organismo que el llamado "Viernes Negro", celebrado el último viernes de noviembre tras el Día de Acción de Gracias, "marcará un punto de quiebre en la historia estadounidense".
 

"Mil 500 protestas contra Walmart es algo sin precedente. Las familias trabajadoras están defendiéndose como nunca antes y tienen el apoyo de Estados Unidos tras ellos", dijo Warren.
 

La convocatoria fue difundida días después de que trascendiera que muchos empleados de Wal-Mart no tienen dinero suficiente para comprar alimentos en el Día de Acción de Gracias, que se celebra este jueves.
 

Las protestas de este año replican a las que los organizadores hicieran el año pasado durante el "Black Friday" con el fin de que mejoraran las condiciones de los empleados de Walmart. En ese entonces, la compañía de la familia Walton informó que las protestas no afectaron sus ventas.