Archivo

ESPECIAL: Mujeres en la Policía Federal

12 febrero 2014 4:49 Última actualización 08 marzo 2013 13:4

 [El Financiero TV] Tan sólo de 1990 a 2012 la presencia de las mujeres en la investigación y seguridad pública creció 45%.  


 
Margarita Jasso

    
En la Policía Federal trabajan 37,836 elementos, de los cuales 20% son mujeres, cifra que en los últimos años ha ido en aumento, pues hace sólo 5 años el sexo femenino representaba 10%.
 
De acuerdo con datos de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, tan sólo de 1990 a 2012 la presencia de las mujeres en la investigación y seguridad pública creció 45%.
 
Pero más allá de cifras y datos, el Centro de Mando de la Policía Federal, ubicado en la Delegación Iztapalapa, alberga historias de mujeres que, pese a todo, encontraron su verdadera vocación.
 
De modelo a policía
 
Imelda Carmona dejó el modelaje para convertirse en miembro de las fuerzas especiales de la Policía Federal.
 
"Vengo del modelaje, pero me salí de ahí porque se vive mucho acoso sexual. Aquí también lo sufrí, pero la diferencia es que aquí sí se hace justicia, y en el modelaje no, pues si te quejas o denuncias a alguien, te corren", cuenta.
 
Además de pertenecer al equipo de fuerzas especiales, Carmona forma parte de las cinco paracaidistas que existen en esta división, y explica que "lo más difícil es quitarse la ropa para poder ir al baño o bañarnos, porque a veces no hay lugar. Hemos estado hasta tres días sin bañarnos".
 
Madre de 2 hijos, de 7 y 8 años, Carmona sabe que su profesión es arriesgada y que una noche podría no regresar a casa con los suyos.
 
"Sé que no estamos libres de alguna bala o algo que nos llegara a pasar; sé que son riesgos pero no importa, porque eso es lo que me gusta y amo mi trabajo. Mis hijos lo saben."
 
El sufrimiento de una madre que en días o semanas no ve a sus hijos, además de estar en medio de un ambiente de trato estricto y peligro inminente, ha llevado a Carmona a tener momentos de llanto.
 
"He llorado y mucho, pero a veces hay que demostrar lo que uno es, porque tenemos sentimientos y debemos de ser fuertes", aclara.
 
Pérdidas irreparables
 
Imelda no es la única mujer que sufre dentro de la Policía Federal. Ruth Reyes, suboficial de la División de Seguridad Regional, recuerda cuando hace un año perdió su brazo izquierdo en un enfrentamiento contra bandas del crimen organizado en Nuevo León.
 
"En el área operativa tuvimos un enfrentamiento y perdí un brazo. Ya no es posible estar en esa área y ahora estoy en recursos humanos", comenta.
 
Con 27 años, el mayor deseo de Ruth es regresar al campo de batalla. "Si me dieran un arma, yo sigo".
 
Es tímida pero valiente, su accidente no frenó las ganas de salir adelante. Reyes confiesa que al despertar en el hospital y darse cuenta de su pérdida, no sólo lloró, sino que pensó que ya nada sería igual, que no volvería a realizar las mismas actividades por tener una discapacidad.
 
Al paso del tiempo, agrega, se dio cuenta que lo más importante no era su brazo, sino las ganas de salir adelante, de demostrar sus cualidades a pesar de no tener sus extremidades completas.
 

El DF contará con hospital del policía. @manceramiguelmx afirma que concluirá la construcción. bit.ly/10ife2b— El Financiero (@ElFinanciero_Mx) 8 de marzo de 2013

 
 
"Pensé que ya no iba a poder hacer muchas cosas, pero puedo hacer todo", asegura satisfecha.
 
Por ahora, Ruth pasará al menos un año más en el área administrativa, pero su lucha seguirá hasta no verse de nuevo en operación. No guarda ningún rencor, pero sí la oportunidad de enfrentar a la delincuencia una vez más.
 
Tener los pies en la tierra
 
En la División de Operaciones Aéreas se encuentra una mujer que a sus 26 años ya es piloto, se trata de Mariel Madrid, que tiene dos años de experiencia en el aire.
 
Para Mariel el reto es claro, sobresalir en su área, donde 95% de elementos son hombres y sólo hay tres mujeres más. Desde pequeña sabía que su destino era la aviación. "Siempre me vi en el aire. Hay que luchar y tener dedicación, elementos que te llevarán a lograr lo que tú deseas".
 
Para Mariel el momento más difícil al momento de pilotear su helicóptero fue el sentirse desubicada durante un trayecto. Ella cuenta que, en un momento del viaje, la aeronave se encuentra en equilibrio, pero no se tiene clara si la ubicación es el norte o el sur. "Ese día estaba nublado y fue un sentimiento raro, de miedo, pero lo superé".
 
Tener los pies en la tierra la han llevado a lograr sus retos y tener expectativas; "quiero demostrar que tengo las mismas capacidades que mis compañeros".
 

Datos curiosos:En el módulo establecido por la Secretaría de Seguridad Pública Federal se indica que para el puesto de policía se ofrece un salario de 10,400 pesos mensuales, un bono de 9,800 pesos mensual, servicios médicos del ISSSTE y un seguro de vida por 1 millón 223,000 pesos.Datos del INEGI y la SSP confirman que la incursión de la mujer como policía ha aumentado. A la fecha ocupan el 26% de todos los cargos de Seguridad Pública en la República Mexicana.La presencia de las mujeres en la investigación y en la seguridad pública se disparó en 42% en los años 1990 al 2006.Cerca de 102,000 mujeres participan en las áreas de la investigación y la seguridad pública en la República Mexicana, de las cuales 30,000 están adscritas a las Fuerzas Especiales de la Policía Federal.En la policía federal, 20% de los 37,836 elementos son mujeres
 
 
Información proporcionada por noticiero de TV/web de El Financiero Noticias.