EF RADAR
Archivo

ESPECIAL: ¿Cómo viven las profesionistas mexicanas? I

12 febrero 2014 4:50 Última actualización 10 marzo 2013 9:13

 [Lilian Briseño] INFORME ESPECIAL: Día Internacional de la Mujer. 


 
Miguel Ángel Pallares Gómez
 
“La vida profesional de una mujer se vive con mucha culpa”, consideró Lilian Briseño, directora de la Escuela de Humanidades y Ciencias Sociales en el Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe.
 
Es difícil manejarte en un mundo donde el 80 o 90% de los puestos están ocupados por hombres. Muchas mujeres se conflictuan con este doble rol que a veces nos toca jugar entre madre y profesionista, entonces se vive la maternidad con culpa o la vida profesional de una mujer se vive con mucha culpa”, explicó.
 
Lilian Briseño es historiadora por la UNAM y fue fundadora de la escuela del Tecnológico de Monterrey que dirige actualmente. Además de ser esposa y madre, la directiva imparte clases, hace trabajo de investigación como parte del Sistema Nacional de Investigadores, imparte conferencias, congresos y ha escrito libros.
 
Para la historiadora, lograr un buen equilibrio y asumir una posición propositiva es necesario para mejorar el análisis del tema de equidad de género. “No quiero utilizar la palabra luchando, pero si forzando la situación para que cada vez las mujeres estamos más insertan en la política y en la economía”, señaló.
 
Briseño destacó que en el mundo académico tanto hombres y mujeres se encuentran en igualdad de circunstancias en todos los sentidos, pero reconoció que “hay muchos ámbitos en que la realidad es otra porque se favorece al hombre por encima de las mujeres en edades reproductivas, para evitar incapacidad por embarazos o licencias”, indicó.
 
La directiva también comentó que otro de los problemas en materia equidad de género en el ámbito profesional es la desigualdad de salarios entre hombres y mujeres.
De acuerdo con las últimas cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), las mujeres ganan entre cuatro y 12% menos que los hombres, mientras que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que 60 por ciento de los trabajos más pobres en el mundo son ocupados por féminas.
 
La también doctora en historia consideró que México experimenta cambios positivos en cuanto a equidad de género y confió en que nuestro país tenga a una mujer como presidente en los próximos años.
 
Actualmente como meta profesional, Lilian Briseño tiene la encomienda de dirigir a cerca de 400 alumnos y 150 trabajadores de la escuela y “hemos asumido el reto de convertir a esta área de estudio y a las diferentes disciplinas en creadoras del Producto Interno Bruto (PIB)”, comentó.
 
Dos puntos clave para el desarrollo del talento femenino, según Briseño, son la seguridad en sí mismas, la cual en su opinión se fortalece a través de la capacitación y mantenerse en constante desarrollo de diferentes competencias o habilidades; además, dijo, se debe encontrar un equilibrio en ambos roles para alcanzar las metas con más facilidad.
 
Lilian Briseño aseguró que las mujeres cuentan con un sexto sentido, una intuición desarrollada, lo que las hace más sensibles pero no mejores ni peores que los hombres, sino sólo diferentes.
 
Aclaró que no se debe caer en determinismos, porque no se puede generalizar a todos los hombres como machos absolutos y tampoco a las mujeres como moldeadas para ciertas actividades, sin embargo, también se deben de reconocer las diferencias que aportan valor en el ámbito empresarial.
 
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.