Archivo

Escasez de gas enfría perspectivas del PIB

06 febrero 2014 7:4 Última actualización 07 noviembre 2013 5:41

[Agustín Carstens expone que sin el desabasto del producto, la economía habría caído solamente 0.4% / Bloomberg]


 
Clara Zepeda

El Banco de México (Banxico) revisó a la baja la perspectiva de crecimiento económico para este año, de un intervalo de entre 2 y 3 por ciento, a uno de 0.9 a 1.4 por ciento, debido a la caída en la actividad industrial causada por la escasez de gas natural que vive el país.
 

Agustín Carstens, gobernador del Banxico, explicó que el desabasto general de gas en el periodo de abril a junio del año, sobre todo en zona centro, afectó a la caída del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre.
 
Expuso que sin el desabasto de gas, la economía habría caído sólo 0.4 por ciento y no 0.7 por ciento en el segundo trimestre. Carstens explicó que se ha observado en los últimos años una mayor demanda por gas natural, asociada a la disminución en los precios del energético proveniente de Estados Unidos, que podría vincularse a la mayor producción de gas de lutitas “shale gas” en ese país.
 

Aunado a lo anterior, detalló que el consumo en general ha sido bajo, mientras que la construcción de obra pública y de vivienda están deprimidas, toda vez que la inversión es descendente.
 
De acuerdo con estimaciones del Banco Central, la reforma hacendaria tendrá un impacto de 40 puntos base sobre la inflación, medida como la variación del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) entre diciembre de 2013 y diciembre de 2014.
 
“Este impacto sería transitorio con efecto sólo en 2014. Respecto al impacto sobre la actividad económica, las estimaciones indican que la reforma hacendaria... podría significar una tasa de crecimiento del PIB en 2014 mayor en alrededor de 0.2 puntos porcentuales”.
 
El banco central destacó que para el próximo año seguirán elevados los requerimientos financieros del sector público, limitando los recursos destinados al sector privado.
Agregó que la política de fijación de precios de las gasolinas al público, en línea con la inflación esperada a partir de 2015, contribuirá al proceso de aproximación del objetivo de estabilidad de precios del Banxico de 3 por ciento.
 
La Ley de Ingresos de la Federación 2014 dice que a partir de 2015 los precios al público que determine la Secretaría de Hacienda para las gasolinas y diesel deberán ajustarse de forma congruente con la inflación esperada.