Archivo

Escasa difusión dificulta cambio a Régimen de Incorporación

06 febrero 2014 7:26 Última actualización 27 noviembre 2013 5:4

 [Cámaras dicen que el esquema será incentivo a la informalidad / Cuartoscuro]


 
 
Marcela Ojeda / Isabel Becerril
 

La falta de difusión estatal y el desconocimiento sobre el tránsito al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), hacen poco probable su exitosa adopción, sobre todo para los nuevos negocios.
 

De acuerdo con la exposición de motivos de la Ley de Impuesto Sobre la Renta, el nuevo régimen sustituirá a la figura del Régimen Intermedio y al de Pequeños Contribuyentes. Sin embargo, a treinta y cinco días de que entre en vigor, la mayoría de los Repecos no están enterados de cómo funcionará el ajuste.
 

Este escenario hace improbable que el nuevo esquema vaya a ser efectivo a partir del 1 de enero de 2014, indicó José Antonio de Anda.
 
“El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha informado en su portal de Internet sobre el nuevo esquema, pero son los gobiernos de los estados quienes tendrían que difundirlo y hasta ahora esta información ha sido nula”, expuso el nuevo presidente de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).
 

En entrevista con El Financiero, dijo que la autoridad tendrá que hacer una labor importante para incorporar a los Repecos al RIF y subrayó que no están dadas las condiciones para que los pequeños negocios puedan operar en el nuevo esquema. “No sólo por el tema del CFDI, sino también porque deberán llevar una contabilidad formal y tener cuenta de cheques para el pago a proveedores”.
 

Por su parte, Pedro Carreón indicó que los Repecos podrán ir adecuando sus procedimientos el primer año en el que no pagarán ISR. El socio de impuestos de PWC, consideró poco probable que éstos caigan en la informalidad, “porque el que estén dados de alta, permite a la autoridad fiscalizarlos”.
 
Desconocimiento
Gerardo Cleto López Becerra, presidente de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México (Canacope), advirtió que en el comercio organizado impera el desconocimiento y la resistencia para integrarse al nuevo Régimen.
 
Añadió que miles de establecimientos podrían incorporarse a la informalidad.
 
“Los comerciantes capitalinos no se oponen a ninguna modernización, pero si al cambio fiscal, porque el saco no está hecho a su medida”, señaló.
 
Expuso que en un ejercicio hecho por la Cámara, un comercio que se incorpore al RIF pagará en el sexto año de haberse incorporado al fisco 6 mil 500 pesos bimestrales por impuestos y prestaciones laborales. No obstante, indicó, las ventas mensuales de un comercio alcanzan los 6 mil pesos al bimestre.
 

En el país hay 3 millones 4 mil pequeños establecimientos en Repecos.
 
“A este panorama hay que sumar que los pequeños negocios no tienen computadora para poder hacer todos sus trámites hacendarios”, acusó por su parte Ricardo Navarro Benítez.
 
El presidente de la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México (Canaco), agregó que están a la espera de que la Secretaría de Hacienda dé a conocer las reglas bajo las cuales operarán los cambios hacendarios.