Archivo

Es viable ampliar aeropuerto del DF, señalan especialistas

06 febrero 2014 7:5 Última actualización 17 diciembre 2013 5:2

 [Ingenieros mexicanos han desarrollado técnicas para tratarlo. / Cuartoscuro] 


 
 
Ana Valle
 
 
Los terrenos de propiedad federal en que se planea la ampliación del Aeropuerto de la Ciudad de México (AICM), pese a ser arcillas húmedas con posibilidades de hundirse, son aptos para la construcción de nuevas pistas y una terminal, consideraron expertos.
 

Las cerca de 5 mil hectáreas que rodean al AICM tienen en algunas zonas suelos de arcillas expansivas y húmedos, muy semejantes a los lodos, pero se pueden trabajar y son viables para construir nuevas pistas, consideró Luis Zárate, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).
 

Son suelos totalmente factibles para construir la ampliación, el Instituto de Ingeniería de la UNAM ha desarrollado técnicas muy avanzadas para trabajarlos sin riesgos”, agregó el ejecutivo.
 
 
Jorge de la Madrid, coordinador del Comité de Infraestructura de Transporte en el Colegio de Ingenieros Civiles de México y consultor externo, recordó que parte del suelo donde está construido el AICM se encuentra en una superficie arcillosa para la cual, se han desarrollado técnicas de trabajo.
 
 
“En las ampliaciones que se han hecho en el aeropuerto se han construido los pavimentos con un sistema especial que ha sido estudiado durante un tiempo prolongado llamado ‘sección compensada’, que consiste en extraer el material blando de la zona a una profundidad variable y sustituirlo por uno más resistente, como el tezontle”, explicó.
 

Este material tiene una resistencia tal que permite soportar el pavimento de las pistas y asegura que lo construido se mantenga en condiciones de nivelación requerida, aseguró el experto.
 
 
La Comisión Nacional del Agua informó que está realizando trabajos de factibilidad y revisando estudios que pudieran revelar algunos problemas hídricos en la zona donde se quiere realizar la ampliación, cuyos resultados podrían darse a conocer pronto.
 

Zárate agregó que los ingenieros mexicanos ya tienen experiencia en trabajar los suelos blandos del Valle de México y destacó que en el mundo hay algunos aeropuertos que incluso están construidos sobre el mar.
 
 
Éste es el caso del aeropuerto de Hong Kong en China, que fue erigido sobre el mar, en una isla artificial y que comenzó a operar a finales de los años 90. Otro caso es el aeropuerto de Kansai en Japón, que también se construyó en una isla artificial.
 
 
 

Evitar riesgos
 
 

De la Madrid dijo que más que riesgos, se deben tener cuidados a fin de evitar un reblandecimiento del suelo.
 

“Primero se tiene que retirar la arcilla, luego colocar una capa de grava y enseguida las capas de tezontle, cuando se colocan estas capas, la maquinaría deberá evitar trabajar ahí de forma desordenada, ya que puede mover las arcillas”, explicó el especialista.
 

El tema de construcción es un procedimiento especial, que debe tener cuidados específicos y que podría prolongar el tiempo de edificación, reconoció De la Madrid.
 
 
La construcción de una pista podría tomar alrededor de 3 años y medio, mientras que para la edificación de la terminal sería de alrededor de 4 años, estimó el especialista.
 

La construcción de una tercera terminal demoraría un poco más, aunque la nueva pista podría comenzar a operar y así resolver la saturación del AICM.