Archivo

Es tiempo de retirar los candados al PRI: Camacho

12 febrero 2014 5:8 Última actualización 01 marzo 2013 12:31

[Foto: Braulio Tenorio] "Solos no lo podemos hacer, necesitamos de otras fuerzas", asegura. 


 
Víctor Chávez
 
El presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, definió que "este es el momento" de retirar los candados impuestos en los documentos básicos priistas desde hace 18 años.
 
"Porque queremos diseñar ahora, con la participación de todos los partidos, una reforma hacendaria integral y no continuar con retazos, con pedacitos; pasar de las reformas parciales y legales a una reforma conjunta y constitucional, que abarque eficiencia recaudatoria, control de deuda, combate a la evasión y equidad tributaria, que paguen menos los que menos tienen", argumentó.
 
El reto es "hacer una reforma hacendaria de gran calado, una que trate igual a los iguales y desigual a los desiguales, que no trate igual a los que tienen y a los que no tienen".
 
En lo que serán los trabajos finales de la XXI Asamblea Nacional Ordinaria del Revolucionario Institucional, con motivo de los 84 años de su fundación -que se realizará este fin de semana-, consideró necesario hacer entender al priismo que urge "un cambio en el modelo de hacer política", porque "nosotros solos no lo podemos hacer, aritméticamente no podemos, necesitamos de las otras fuerzas políticas y por eso la oportunidad del presidente Enrique Peña de convocar al Pacto por México".
 
En entrevista con EL FINANCIERO, expuso también que, en este marco, "buscamos la posibilidad de hacer más flexible, más práctico y más eficaz todo el marco normativo para el manejo de una política energética moderna, sin arriesgar la mexicanidad de las áreas estratégicas bajo la rectoría del Estado; no sólo vemos el caso de Pemex, pero Pemex va indisolublemente junto a la reforma hacendaria".
 
Dijo que ha sido un gran esfuerzo de concertación, pero "las cosas han resultado muy complicadas, porque la reforma en materia de telecomunicaciones, que busca abrir la competencia y combatir los monopolios, reformará siete artículos de la Constitución, lo que no es nada fácil, pero al final resultará un producto de alta calidad técnica y jurídica".
 
Críticas injustas
 
El político mexiquense comentó que resulta injusto que se diga "que hemos avanzado poco en el Pacto por México; trabajamos todo el tiempo, no hemos parado, vemos y estudiamos modelos de telecomunicaciones de Canadá, Argentina y Chile para encontrar sistemas interesantes, no para copiarlos ni adoptarlos, sino eventualmente para adaptar de unos el órgano regulador y de otros el respeto a los derechos humanos".
 
Es, aseveró, "un verdadero reto jurídico para nosotros" y "estamos a dos brazadas de lograrlo", pero, anotó, "¿qué si hay vulnerabilidad en el pacto y en sus acuerdos? Pues sólo es un pacto político, de caballeros; si alguien se levanta de la mesa no lo podemos llevar a tribunales por ello, es de pura voluntad y reconocemos la voluntad de los que participan, vale la pena".
 
Las aspiraciones
 
En lo político, "queremos hacer un partido más democrático, tolerante, incluyente, abierto, cercano a la gente, ágil y eficaz", aunque reconoció que "no ha sido nada fácil quitar los candados que la llamada clase política del siglo pasado estableció contra la llamada tecnocracia, de que para aspirar al cargo de presidente o gobernador se debe contar con un cargo de elección popular".
 
De igual forma, "el PRI se ha vuelto impráctico e ingobernable por su tamaño, por lo que la idea es reducir el 4 Consejo Político de más de mil 200 integrantes a menos de 700".
 
No a cambios cosméticos
 
El nuevo líder nacional del PRI anotó que "no será una asamblea de trámite ni cosmética; será una asamblea de fondo".
 
Insistió en que en los documentos del partido "no habrá sólo ajustes epidérmicos ni superficiales, habrá ajustes de fondo con decenas de temas". Por ello, aclaró que "la discusión no se centrará ni en el IVA ni en Pemex".
 
De lo que se trata es de "adaptar la posición del partido a los nuevos tiempos y transformarlo en más de 300 temas, para lo cual hemos marcado dos trazos centrales que nos permitan ser un partido competitivo en la nueva era: hacer que el PRI sea más eficaz y más ágil, y un partido abierto, incluyente, democrático, con una visión moderna de la política y, sobre todo, vigilante de sus gobiernos".
 
Al respecto, por un lado destacó que se busca permitir las candidaturas independientes y externas en el Partido Revolucionario Institucional , "en una actitud tolerante y abierta", ya que, por no estar permitidas, "hemos perdido la oportunidad de postular a mexicanos valiosos, bien preparados y políticamente competitivos".
 
Información proporcionada por El Financiero diario.