Archivo

Entidades populares, sin acceso a tecnología

12 febrero 2014 4:37 Última actualización 23 junio 2013 9:59

 [Bloomberg] 


 
Adriana Rodríguez Canales
 
La tecnología aplicada para facilitar los servicios financieros, como es banca por Internet o móvil, es inaccesible hoy en día para la mayor parte de las entidades de ahorro y crédito popular, por lo que se debe trabajar en generar una red que les permita crear economías de escala que abaraten los proyectos.
 
Esto lo externó Luis Eduardo Jara, director de Woccu México (Consejo Mundial de Cooperativas de Ahorro y Crédito), quien también advirtió que las cooperativas, las cajas de ahorro y las sociedades financieras populares (Sofipo) no podrán sobrevivir en el corto plazo si no se les incluye en al avance tecnológico.
 
“Estamos trabajando con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para darle viabilidad a proyectos, y estamos ayudando a instituciones que aún no están reguladas, para que se asocien con instituciones que sí lo están, y de esta manera puedan hacer uso de las tecnologías para incrementar sus operaciones.
 
“Estamos empeñados en construir una red tecnológica no bancaria, pero que pueda estar enlazada a los bancos. Esto nos permitiría abaratar los costos de transacción y de accesibilidad a servicio, permitiendo que más entidades y más usuarios puedan entrar al proceso”, explicó.
 
Sin embargo, hoy en día la tecnología sigue siendo costosa. Para poder ser competitivos, el costo por transacción no debería exceder de 10 pesos, y se rebasa. “Si nosotros logramos llegar a sólo 10% del costo actual, esto nos permitirá llegar a la gente que realmente lo necesita”, agregó Jara.
 
El experto también señaló que cuando se habla de iniciativas para promover la educación financiera, se debe empezar con las personas que dirigen las entidades, porque son éstas las que pueden transmitir a los socios y clientes las virtudes de un sistema financiero tecnificado.
 
“Recientemente hicimos cambios en los cajeros automáticos de la sierra de Zongolica, Veracruz, porque los que se instalaron inicialmente eran de red cerrada. Logramos que se nos permitiera instalar cajeros de red abierta, y dejamos a la población 15 días sin el servicio.
 
“En ese momento nos dimos cuenta de la integración que ya tenían los socios con este esquema, porque estaban realmente desesperados porque ya volvieran a funcionar los cajeros. Esto es una muestra de que el problema no es la falta de aceptación por parte de la gente, sino de motivación para que empiecen a incorporar la tecnología en sus vidas”, recalcó. 
 
Servicios integrales
 
Por su parte, el presidente de la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (Amsofipo), Armando Sánchez Porras, comentó que es trascendental que el sistema financiero popular se abra a las nuevas tecnologías, pero para lograrlo, es necesario llegar con opciones integrales.
 
“Hoy en día los mayores esfuerzos tecnológicos se están dirigiendo a crear nuevos modelos de pagos electrónicos, pero esto no es inclusión financiera, sólo es una parte. Con corresponsales y la tecnología móvil tenemos la oportunidad de brindar servicios integrales a la población, es decir, crédito en diferentes modalidades, ahorro, seguros y pagos”, aseveró.
 
Actualmente, el sector está trabajando para que se le permita operar a través de corresponsales, con la finalidad de obtener ahorros en los gastos operativos de las Sofipo, que podrían traducirse en una reducción en los costos de los servicios financieros hacia la población.
 
Sánchez Porras resaltó que aun con recursos limitados, el sector ha venido creciendo a un promedio de 20% anual, con una perspectiva de entre 25 y 30% para este año. Pero de aprobarse la utilización de corresponsales, las Sofipo podrían crecer entre 5 y 10 puntos porcentuales adicionales.