Archivo

Enfrenta el IFE etapa incierta: consejeros

07 febrero 2014 3:41 Última actualización 29 octubre 2013 5:31

[Desata polémica estudio para evaluar al órgano electoral; tendrá el Consejo más mermado de la historia / Cuartoscuro]


 
Angelle Hernández Cháirez

A días de que cuatro miembros del Consejo General dejen el cargo, incluida la cabeza, partidos y consejeros endurecieron posturas y admitieron que el Instituto Federal Electoral IFE vive días de incertidumbre ante la creación del INE.
 

A raíz de un estudio que ordenó la secretaría Ejecutiva a la empresa Deloitte se dio una larga discusión. Presuntamente el IFE habría pagado 16 millones de pesos por este documento que revela un desorden administrativo en la institución, desde duplicidad de funciones, ineficiencia en el funcionamiento de áreas, hasta direcciones que gastan más de 40 millones de pesos al mes y que no tienen utilidad.
 

Ante la petición del PRD y Movimiento Ciudadano para conocer el estudio - en el inicio de la sesión- el presidente Leonardo Valdés, primero señaló que no era motivo de discusión, aunque tras el intercambio de señalamientos explico que se trataba de información reservada porque su presentación ante la comisión de presupuesto. Pero retó que si alguien no estaba de acuerdo, acuda a los órganos garantes.
 

Propuesta que fue hecha antes por el Partido Acción Nacional, aunque coincidió con los demás institutos políticos en que el documento debía ser conocido.
 

El consejero Lorenzo Cordova justificó que este acuerdo se tomó antes de que se lanzará el Pacto por México, en diciembre del año pasado y que incluso se contempló en los ajustes presupuestales.
 

Pero ante los insistentes cuestionamientos advirtió que el IFE atraviesa “un momento delicado de su historia” y demando que se cuide la imagen del instituto.
 

“No solamente porque muy probablemente en algunos días este Consejo estará integrado de la manera más mermada de sus 23 años de existencia, sino además porque existe un proceso de reforma constitucional que nos hace, hoy, no tener claridad respecto del eventual futuro de esta institución.
 

Por lo que visiblemente molesto críticó que ante “estos elementos de gran incertidumbre” todavía alguien “dolosamente malinterprete información”.
 

El consejero Marco Baños, también pidió a los partidos no contribuir a incrementar “el nivel de incertidumbre” por la inminente reforma a la que será sujeta esta institución.