Archivo

En Silicon Valley, sólo 3% de mexicanos con buen empleo

12 febrero 2014 4:57 Última actualización 12 abril 2013 14:6

[Cortesía IBM]   La población hispana en la región es cercana a 30%; de ellos, 82% son mexicanos, que en su mayoría se desempeña en actividades de servicios. 


 
Olga Ojeda Lajud / Enviada
 
 
San José, California.- Hasta hace unos años era inusual tropezar con mexicanos o empresas nacionales en Silicon Valley (SV). Hoy en día, su participación en este ecosistema único ha crecido, pero es incipiente.
 
En general, la población hispana en SV es cercana a 30%, pero su representación en las estadísticas de las firmas de alta tecnología está muy por debajo de ese nivel.
 
El corazón de la alta tecnología mundial no ha podido convertirse en tierra de oportunidades para los mexicanos, quienes si bien representan 82% de la población latina de Silicon Valley, sólo alcanzan 3% de la fuerza laboral calificada.
 
Lo anterior aun cuando las cifras de la Fundación Hispana de SV señalan que en 2011 casi dos tercios de profesionales con educación superior que trabajaron en ciencia e ingeniería nacieron fuera de Estados Unidos.
 
"Sé que hay hispanos en alta tecnología, desde que yo estuve muchos años en Hewlett-Packard; pero también sé que no hay suficientes de nosotros", reconoce Ron González, presidente de la Fundación Hispana en SV y exalcalde de San José.
 
Comentó que no es sencilla la respuesta a por qué no hay más latinos en alta tecnología, pero tiene que ver con su bajo rendimiento escolar, sus niveles de inglés, pocos modelos a seguir y su reducido registro en programas y cursos de matemáticas y ciencias. No han podido tener niveles de educación competitiva en el mercado laboral.
 
De acuerdo con la Fundación Hispana, el emprendedurismo en general tampoco ha permeado en la comunidad hispana, y refiere que en SV sólo 11% de los latinos son dueños de negocios, principalmente en sectores de servicio (comercio).
 
Sin embargo, poco a poco más connacionales migran a SV a empleos de alto valor y empiezan a verse más en niveles de ingeniería, en organizaciones o incluso han formado empresas y buscan hacer negocio desde aquí. Son pocos aún.
 
Adolfo Tavera, presidente de TechBA en la zona de SV, programa creado en 2004 por la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (Fumec) y la Secretaría de Economía, indicó que los mexicanos tienen una presencia menor en comparación con los indios y asiáticos, quienes ocupan muchos puestos directivos de empresas aquí e incluso son también fundadores de compañías y en menor medida, inversionistas.
 
La mayoría de las empresas de origen mexicano con presencia en la zona ofrecen servicios (consultoría, desarrollo de software o aplicaciones móviles), pero pocos desarrollan su propio producto.
 
Los sectores de mayor representatividad de mexicanos en SV son, en términos de emprendedores y/o profesionales mexicanos, principalmente en servicios y después en productos de alta tecnología. Se destacan el desarrollo de software, videojuegos y entretenimiento y soluciones para el sector salud.
 
Algunas universidades de México que están enviando más emprendedores a la región son el Tecnológico de Monterrey, la Iberoamericana , el IPADE, la UNAM y el IPN.
 
"Aquí se vale fallar y levantarse rápidamente, aquí la gente habla de tecnología todo el tiempo, incluso en los restaurantes te ponen manteles de papel para desarrollar ideas. Aquí se fueron juntando todos los factores en forma natural y nadie pensó que se daría este "pastelote", comentó el directivo de TechBA.
 

[Elaboración propia]
 
 
Emprendedores TechBa
 
Refirió que TechBA identifica a empresas exitosas en el mercado nacional con productos y servicios de alto valor agregado, y que cuenten con una estrategia de innovación y fortalecimiento tecnológico para incorporarlas al ecosistema, con el objeto de que se desarrollen más rápido y compitan en el mercado mundial.
 
Para el Grupo BEA, una empresa de Jalisco con 20 años de experiencia en México y Latinoamérica y enfocada a dar soluciones tecnológicas para transporte público, TechBA ha sido determinante en su reciente ingreso al mercado de Canadá y su próximo lanzamiento en el mercado de Estados Unidos, para ofrecer soluciones de transporte público colectivo, dijo Pedro Jiménez, presidente de la compañía en SV.
 
Grupo BEA requirió de TechBA conocer cómo se vende en Estados Unidos, tipo de producto, canales, tipo de alianzas que se deben crear y apoyo de infraestructura, información y asesoría.
 
"Ya llevábamos un año desde México queriendo entrar al mercado de Estados Unidos, pero estás a medias porque allá te mantienes inmerso en la operación", explicó Jiménez.
 
TechBA tiene alianzas estratégicas con organizaciones como Silicon Ventures, Software Development Forum, U.S. Market Access Center (US MAC) TIE y SVASE, la Ciudad de San José, Cámara de Comercio Hispana, universidades de Santa Clara, San Francisco, Stanford y San José State University, lo que le da acceso a una red de consultores y contactos que le permiten penetrar redes de mercado y de inversión.
 
Tavera destacó dos casos de Tijuana, Baja California, acelerados desde TechBA en SV:Echopixel, que desarrolló una aplicación para visualización estereoscópica en 3D que permite la planeación de cirugías en órganos internos como el colon y el corazón. Ya lograron inversión de capital de riesgo y están en la fase de estudios clínicos con hospitales del SV.Zoe It Customs ofrece una solución para el control de la importación temporal de materia prima para la industria electrónica. Su software se vende ya en varios países y ha sido base para las regulaciones de algunas naciones. Sus clientes son empresas de manufactura electrónica del SV y otros países.
 
 
 El compatriota que brilló en el corazón de la alta tecnología
(Nelly Acosta)
 
Héctor Ruiz pasará a la historia como el único mexicano en ser CEO de una empresa tecnológica: AMD (fabricante estadounidense de microprocesadores); pero sobre todo, será recordado por lograr lo que hace diez años parecía imposible: meterle un "sustito" a Intel.
 
La niñez de este ingeniero de 68 años resultará familiar para muchos que viven en la frontera: cruzaba todos los días de Piedras Negras, Coahuila, en donde estaba su casa, hacia El Paso, Texas, para tomar clases. En 1968 se graduó como ingeniero electrónico en la Universidad de Texas y 4 años después obtuvo su PhD en la Rice University.
 
Su trayectoria en el sector tecnológico inició en Motorola, en donde laboró 22 años, y fue hasta el año 2000 cuando fue invitado a trabajar en AMD, gracias a la experiencia que había desarrollado en el mercado de semiconductores. Para 2002 ya ocupaba la silla de CEO.
 
Según las crónicas de aquellos años, de 2003 a 2006 Ruiz levantó nuevas plantas de manufactura, rediseñó sus chips e invirtió en publicidad como nunca antes. "AMD ha creado los microprocesadores más potentes del mercado; ni Intel podrá contra eso", dijo en algún momento The New York Times.
 
No conforme con eso, AMD acusó formalmente a Intel de prácticas monopólicas y logró que la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos levantara una investigación que provocó que en 2009 le pagara mil 250 millones de dólares por la supuesta infracción de patentes, competencia desleal y prácticas monopólicas.
 
Lo que Ruiz no consideró es que todo eso tendría un costo elevado. Para 2008 AMD reportó su séptimo trimestre en números rojos pese a su popularidad y prestigio; las innovaciones habían resultado más costosas de lo estimado.
 
Al poco tiempo, el mexicano fue acusado de haber revelado de forma pública números internos de AMD sin autorización. Ruiz se retiró voluntariamente de la empresa, casi en silencio... pero no de la industria.
 
En 2011 se asoció con otro ejecutivo de AMD para crear la empresa de consultoría Bull Ventures; un año después fue nombrado alumno distinguido de la Universidad de Texas.
 
Hoy es reconocido como uno de los gurúes de la empresa de microprocesadores y también como el único mexicano que "sí la hizo en el Silicon Valley".
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.