Archivo

En máximo de 8 años, morosidad de construcción

10 febrero 2014 4:51 Última actualización 12 julio 2013 5:5

[Cuartoscuro]


 
 
Eduardo Jardón
 
La difícil situación por la que atraviesa el sector de la construcción disparó el incumplimiento del pago de sus créditos con la banca comercial en los últimos meses.
 
El índice de morosidad en las constructoras repuntó a 7.6% en mayo, su nivel más alto en casi 8 años, desde junio de 2005. Además, superó el 5.1% de la cartera al consumo, revelan cifras del Banco de México.
 
Los datos muestran que el deterioro en la cartera crediticia no sólo ocurre en las desarrolladoras de vivienda, sino en todo el sector.
 
La crisis que padecen las grandes empresas desarrolladoras de vivienda se suma la caída en la actividad de la construcción, ocasionada principalmente por el freno en las obras contratadas por el sector público desde finales del año anterior.
 
En mayo la cartera vencida de la banca se elevó 33.8%, y en las constructoras el aumento fue de 83.5%.
 
Los datos oficiales indican que el monto de la cartera vencida total se elevó en 21,800 millones de pesos entre mayo de 2012 y el mismo mes de este año. De ese monto, casi la mitad, 9,600 millones de pesos, corresponde a las empresas de la construcción.
 
La mayor parte de este incremento, 8,500 millones de pesos, ocurrió en los créditos contratados por empresas dedicadas a la edificación de proyectos no habitacionales. En las desarrolladoras de vivienda el aumento de la cartera con incumplimiento de pago fue de 337 millones de pesos.
 
El total de pagos atrasados de las constructoras con la banca sumó 21,098 millones de pesos en el quinto mes. Los indicadores muestran que la morosidad en las desarrolladoras se elevó de 14.2% en mayo del año anterior a 15.1% en el mismo mes de 2013.
 
Su nivel es el más elevado desde que hay registros disponibles, a partir de 2007; además, es la mayor cifra del sector productivo.
 
En las constructoras de proyectos para la industria, los servicios, el comercio y otras edificaciones, con excepción de viviendas, la morosidad casi se triplicó en el periodo mencionado, ya que pasó de 4.4 a 11.4%.
 
En el caso de las empresas orientadas al servicio de acabado de obras, el índice subió de 2.1 a 6.5%.
 
Las cifras contrastan con el índice de cartera vencida que muestra el total de la banca, de 3%, y superan con creces el 3.8% del sector agropecuario, 1% de la industria manufacturera y 1.7% del sector servicios.
 
También pega en consumo
 
Otro incremento importante, de 9,300 millones de pesos, ocurrió en la cartera al consumo entre mayo del año anterior y el quinto mes de 2013.
 
Su incremento fue de 39.9% anual; en este caso, el índice de morosidad subió de 4.3 a 5.1% en el lapso mencionado.