Archivo

En los cambios estructurales, los desafíos más grandes

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 03 septiembre 2013 5:58

[Banqueros califican de positivo el mensaje de Peña; hay 120 días para aprobar las reformas pendientes / Cuartoscuro]


 

Jeanette Leyva Reus
 
 

En los primeros meses de la administración de Enrique Peña Nieto, la agenda transformacional de reformas estructurales ha tenido avances muy importantes, afirmó la Asociación de Bancos de México (ABM).
 
 

Javier Arrigunaga, presidente de la ABM, consideró que en esta administración se han logrado avances en la agenda de reformas. “Por ejemplo, en materia laboral, de telecomunicaciones y competencia económica, en educación”.
 
 
En una perspectiva de largo plazo del país, los desafíos más grandes siguen estando en la agenda de reformas estructurales y en la satisfactoria conclusión de las que están pendientes de aprobación en el Congreso, indicó el también director general de Grupo Financiero Banamex.
 
 
“Nos parece que dentro de todas las reformas, por el impacto que tendrá en el dinamismo de la actividad económica en México, la energética reviste una clarísima importancia. Estamos muy confiados en que el Congreso y la administración del presidente Peña Nieto lograrán estas reformas, que son importantes y trascendentales para el país, y por supuesto cuentan con el clarísimo respaldo de la Asociación”, dijo.
 
 

Por separado, el vicepresidente de la ABM, Luis Robles, señaló que las reformas han sido resultado del trabajo en conjunto de la administración pasada, así como del Congreso, por lo que espera que sienten las bases para un crecimiento constante de la economía mexicana en el futuro. El mensaje del presidente Peña Nieto fue positivo y dejó en claro el trabajo que se tiene en los próximos 120 días para aprobar las reformas; el siguiente paso será la implementación y su aplicación en la economía, comentó el presidente del consejo de administración de BBVA Bancomer.
 
 

Luis Niño de Rivera, director general de Banco Azteca coincidió en que el reto más importante que tiene por delante el presidente Peña Nieto, es concluir todas las reformas que se han iniciado, así como las que faltan.
 
 
En su opinión, avanzar en las reformas es precisamente uno de los pasos que tiene que darse de forma inmediata. En el caso de la reforma hacendaria , tiene que incluir “mucho más cosas que el incremento del IVA, se tiene que hacer una reforma hacendaria integral”.
 
 

Ante el débil entorno de crecimiento de la economía mexicana para este año, Ñiño de Rivera reconoció que las reformas estructurales son relevantes, pero los resultados no serán inmediatos. Afirmó que lo más importante es que se haga una combinación adecuada de la inversión privada y el gasto público, para que toda la economía “se eche a andar al mismo tiempo”.
 
 

En el sector financiero, indicó, las instituciones bancarias al ir de la mano del crecimiento del país, deben mantenerse sanas, para que puedan crecer en el crédito y captar dinero, pero bajo un entorno de niveles de capital adecuados.