Archivo

En Filipinas, se duplica la cifra de muertos por tifón

06 febrero 2014 7:3 Última actualización 15 noviembre 2013 10:17

[Las estimaciones poco claras sobre las víctimas fatales del tifón han sido parte de las críticas al Gobierno./Reuters] 


 

Reuters
 

La cifra de muertos ocasionados por el tifón que golpeó el centro de Filipinas se duplicó a 4 mil, en momentos en que los helicópteros estadounidenses y buques de guerra comenzaban a transportar alimentos, agua y equipos médicos a las regiones devastadas.
 
 
Una pizarra de anuncios del municipio de Tacloban estimó en 4 mil el número de muertes, frente a los 2 mil del día anterior, sólo en esa ciudad. Horas después, el alcalde de lugar, Alfred Romualdez, se disculpó y dijo que el número correspondía a todo el centro de Filipinas.
 
 
La cifra, escrita con marcador azul en una pizarra blanca sobre un caballete, es compilada por los funcionarios locales, que ayer comenzaron a enterrar los cuerpos en una fosa común y es el primer reconocimiento público de que el número de víctimas fatales probablemente es muy superior a la estimación dada esta semana por el presidente Benigno Aquino, quien dijo que la pérdida de vidas por el tifón Haiyan estaría más cerca de 2 mil o 2 mil 500.
 
 
Las muertes confirmadas de manera oficial en todo el país subieron en más de mil en un día, y hoy alcanzaron las 3 mil 621, una semana después de que uno de los tifones más potentes de los que se tenga registro arrasara el centro de Filipinas.
 
 
Aquino ha sido criticado por el lento ritmo en la distribución de ayuda y por las estimaciones poco claras de víctimas fatales, especialmente en Tacloban, capital de la golpeada provincia de Leyte.
 
 
Romualdez dijo que algunas personas pudieron haber sido arrastradas hacia el mar y que sus cuerpos podrían haberse perdido después de que un muro de agua similar a un tsunami se estrelló contra las zonas costeras. Un barrio que tenía una población de entre 10 mil y 12 mil personas ahora está completamente desierto, señaló el alcalde de Tacloban.
 
  
Muerte y enfermedad
 

Los sobrevivientes en Tacloban dijeron que la cifra de muertos podría ser de muchos miles más. "Hay muchas personas muertas en las calles en nuestro vecindario, entre la basura", dijo Aiza Umpacan, un residente de 27 años de San Jose, uno de los barrios más afectados.
 
 
"Hay muchas calles que no fueron visitadas por las operaciones de alivio de desastres. Simplemente están yendo por los caminos centrales, no por las calles internas", indicó. "El olor está empeorando y tenemos vecinos que han sido llevados al hospital porque se están enfermando", agregó el joven.
 
 
La cifra preliminar de desaparecidos, de acuerdo con la Cruz Roja, creció a 25 mil desde 22 mil un día antes. La organización ha advertido que la cantidad podría incluir a personas que ya han sido localizadas.
 
 
Cientos de personas, parte de casi 1 millón que han sido desplazados por la tormenta, esperaban alimentos y agua en un centro de procesamiento de evacuados en la base aérea de Cebu, la segunda ciudad más grande del país.
 
 
Ayuda internacional
 

El portaaviones estadounidense USS George Washington y otros buques arribaron a las costas de la golpeada provincia oriental de Samar, con 5 mil tripulantes y más de 80 avionesMarineros estadounidenses han llevado comida y agua a Tacloban y la ciudad de Guiuan.
 
 
Un buque mercante noruego arribó a Tacloban con provisiones del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, incluidas 40 toneladas de arroz, equipamiento médico y 6 mil 200 bolsas para cuerpos.
 
 
Cajas con suministros fueron descargadas en el aeropuerto de Tacloban, fuertemente dañado, donde más de mil personas hacían fila durante horas a la espera de ser evacuados.
 
 
"Hay una devastación absoluta. La gente está desesperada por comida, agua, refugio, provisiones e información sobre sus seres queridos", comunicó a la prensa el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante una visita a Letonia.
 
 
"Estamos haciendo todo lo posible por acelerar la ayuda para quienes la necesitan. Ahora es tiempo de que la comunidad internacional apoye al pueblo de Filipinas", añadió.