Archivo

Empresas del DF enfrentarán doble golpe en 2014: expertos

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 18 diciembre 2013 5:19

 [El incremento de impuestos locales y federales desicentivará el empleo, exponen / El Financiero]


 
 

M. Ojeda / I. Becerril / Z. Flores
 

El incremento de medio punto porcentual en la tasa del Impuesto Sobre Nóminas (ISN) en el Distrito Federal, que la ubica en 3.0 por ciento, y los efectos de la Reforma Hacendaria federal constituyen un doble golpe para las empresas de la capital del país.
 
Si al alza del ISN se suma las cuotas obrero patronales y los efectos de la reforma, las empresas del DF podrían registrar un aumento de hasta 10 por ciento en el costo de su nómina, estimó Eduardo Beltrán Manzano, asesor contable de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).
 
Habrá un fuerte impacto por este tipo de disposiciones tanto a nivel federal como local”, expuso por su parte Juan Manuel Franco.
 
El vicepresidente de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), explicó que tan sólo en materia del Impuesto Sobre la Renta, en 2014 todos aquéllos ingresos que sean exentos para el trabajador, ya no podrán ser deducidos por la empresa al 100 por ciento como hasta el 31 de diciembre de este año.
 
“La Ley de Ingresos de la Federación (LIF) de 2014 permite deducir 53 por ciento de ese gasto, por lo que el 47 por ciento restante será no deducible, y si a eso le aunamos el 0.5 por ciento sobre nóminas del impuesto local, realmente sí será un costo más elevado”, dijo.
 
En entrevista con El Financiero, agregó que las empresas que se verán afectadas serán las de manufacturas; “aquéllas que producen, como las fábricas y ensambladoras de autos, y naturalmente, todas las que tengan nóminas muy altas, o sea, muchos empleados”.
 

Franco Gallardo destacó que por cada peso que los patrones paguen de ISN, únicamente pueden recuperar 30 centavos, mediante deducciones fiscales.
 
Dijo que a una empresa con una nómina de 10 millones de pesos, el aumento de 0.5 por ciento en el ISN le representará un desembolso adicional de 50 mil pesos, de los que podría deducir 15 mil pesos y tendría que absorber 35 mil pesos.
 

Menos empleo e inversión en 2014
 
Por su parte, el sector patronal advirtió que con el aumento del ISN en el DF, difícilmente las empresas establecidas en la capital generarán empleos e incrementarán salarios a sus trabajadores en 2014.
 
En entrevista, José Luis Beato, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana del Distrito Federal (Coparmex-DF), descartó que las empresas vayan a interponer amparos contra el aumento del gravamen. “No tenemos más remedio que pagarlo, pero esto tendrá consecuencias, porque difícilmente habrá generación de puestos laborales en el año que está por iniciar”.
 

Beato acusó que con el alza en el gravamen se fomenta la informalidad.
 
Para Gerardo Cleto López Becerra, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope), 30 por ciento (200 mil negocios) del total de comercio establecido de la capital será afectado por el incremento del ISN.
 
Dibujó un 2014 aún más difícil que 2013 por los impuestos locales y federales. “Si a ello se suma el hecho de que el mercado interno ha estado deprimido por más de un año y se espera que su estado siga igual en todo el año que está por entrar, pues las ventas de los negocios no serán nada halagadoras”, ahondó.