Archivo

Empresas cierran puertas a personas de 35 años

07 febrero 2014 5:56 Última actualización 03 julio 2013 17:53

[Cuartoscuro]


 
 
Édgar Amigón



Cumplir 35 años o más representa un problema serio para los desempleados, ya que el 90% de las vacantes que se ofrecen en diferentes medios, dejan fuera a las personas de esta edad y sólo se contrata a jóvenes de alrededor de 30 años, de acuerdo con la Asociación por la No Discriminación Laboral por Edad o Género, A. C. (ANDLEG).
 

El presidente de la agrupación, Javier Vázquez señaló que esta situación se agudizó en los últimos 30 años, por lo que es urgentes adoptar medidas para fomentar la inclusión laboral después de los 35 años, tanto en la Iniciativa Privada como en los diferentes niveles de gobierno.
 

La realidad sobre esta situación puede observarse en los 'Avisos de Ocasión' en diferentes periódicos, donde los requisitos principales exigidos por la mayoría de las empresas oferentes de empleo, son la edad y el género, provocando con esto que miles de profesionistas, técnicos y obreros estén desempleados actualmente.
 

Por un lado, cada vez es menor la edad máxima para poder conseguir empleo establecido por las empresas, la cual se sitúa entre los 25 y los 35 años de edad.
 
En cuanto al género, la mayoría de las vacantes ofrecidas hacen distinción entre hombres y mujeres, la cual está prohibida por las leyes federales mexicanas.
 

La Asociación por la No Discriminación Laboral por Edad o Género, A. C, se ha dado a la tarea de lograr que los mexicanos desempleados puedan trabajar de acuerdo a su experiencia laboral, profesión u oficio, sin que su edad o género sean los requisitos principales y un obstáculo para obtener un empleo.
 

La asociación se sustenta en los principios constitucionales y en los derechos humanos de la no discriminación de persona alguna por su edad o género, así como condición social, raza, apariencia física o preferencia sexual.
 

La ANDLEG establece claramente que la edad y el género son motivos de discriminación para obtener empleo y es “detestable que el 55% de las vacantes estén dirigidas a menores de 35 años y exista un rango del 15% que exigen menores de 25, mientras que el 85% de las ofertas de empleo hacen distinción entre hombres y mujeres”, puntualiza Javier Vázquez.
 

En cambio, al compararnos con países del llamado primer mundo, para obtener empleo, sus ciudadanos sólo necesitan comprobar el no haber pertenecido o ser miembro de un grupo terrorista, no usar drogas, no haber estado en prisión, mientras que la edad mínima, es 'la que marque la ley', añadió.
 

Es importante poner un alto a este tipo de discriminación ya que, además del desempleo, enojo, frustración, baja autoestima y conflictos familiares, es causa principal para la migración y fuga de talento.