Archivo

Empresarios rechazan 'impuestos de última hora' en reforma hacendaria

07 febrero 2014 3:47 Última actualización 17 octubre 2013 11:35

[El presidente del CCE, Gerardo Gutiérrez Candiani, rechazó 'contundentemente' los nuevos impuestos. / Cuartoscuro] 


 
Redacción
 
 
 
El sector empresarial del país manifestó su total rechazo a "los impuestos de última hora" que se aprobaron ayer en la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, entre los que destacan el gravamen de 5 por ciento a bebidas azucaradas y comida chatarra, la homologación del IVA de 16 por ciento en todo el país y la tasa de 35 por ciento en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) para quien gane 750 mil pesos o más al año.
 
 
El presiente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérez Candiani, aseguró que estos impuestos "son inadmisibles", por lo que hizo "un llamado enérgico" a los diputados a no sacar impuestos de último momento "sin fundamentos".
 
 
Al final de su participación en la calebración del 50 aniversario del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), el líder empresarial refirió que su gremio "rechaza contundentemente" la reforma hacendaria que actualmente se discute en la Cámara baja.
 
 
Al afirmar que los nuevos impuestos "son muy graves por la alta discrecionalidad con que quieren ser aplicados", Candiani advirtió: "Estamos dispuestos a fortalecer las finanzas públicas, pero no a costa de la competitividad y productividad del país, de las empresas y menos de sus trabajadores".
 
 

En lo referente a la propuesta de gravar con 5 por ciento de IEPS a la "comida chatarra", indicó que, hasta la fecha, nadie ha proporcionado la definición exacta de los productos que conforman esa categoría de alimentos.
 
 
 
Por otra parte, el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico) también se pronunció en contra de "los impuestos de última hora" que denunció Gutiérrez Candiani, sobre todo aquellos relacionados con el consumo de alimentos y bebidas no alcohólicas como medida de salud pública.
 
 
 
El organismo explicó que este tipo de medidas fiscales carecen de argumentos técnicos, económicos y jurídicos, y señaló que no se sabe cómo van a reaccionar los consumidores frente a esos nuevos gravámenes.
 
 
 
En tanto, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), Jorge Dávila Flores, expresó que la decisión que tomó la Cámara de Diputados los tomó por sorpresa, y coincidió con Gutiérrez Candiani en que "ni siquiera se cuenta con la definición de qué es un alimento chatarra".
 
 
 
En este sentido, el industrial chocolatero Raúl Picard, comentó que la propuesta va más allá de lo que son los alimentos chatarra, ya que todos los alimentos que tengan 250 kilocalorías por cada 100 gramos se sujetarán a este gravamen, lo cual impactaría al sector más amplio de la industria de alimentos.
 
 
 
 
Con información de Notimex