Archivo

Empresa mexicana en riesgo de cerrar, víctima de piratería de firma inglesa

06 febrero 2014 3:44 Última actualización 21 enero 2014 5:5

 [Con siete años de litigio, la empresa nacional JB Proveedores lucha contra la extranjera Reckitt Benckiser México./ Bloomberg]


 
Isabel Becerril
 

Siete años de litigio de la empresa nacional JB Proveedores, en contra de la firma inglesa Reckitt Benckiser México, por el delito federal de piratería o uso ilegal de marca, la tienen a un paso de cerrar sus puertas.
 

A pesar de que el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI) y la Procuraduría General de la República (PGR) han fallado a favor de JB Proveedores, todavía no hay una resolución final, por cualquiera de las instancias mencionadas, ni un castigo para la empresa extranjera, que además de ostentar un nombre que ya tiene “dueño”, ha desplazado del mercado al propietario de la marca.
 

En entrevista, Jesús B. Ruiz Loa, director general de JB Proveedores, expuso que de continuar el litigio, “a nuestra compañía sólo le quedan dos años de sobrevivencia”.
 
 
La empresa JB Proveedores, que tiene registrado ante el IMPI el nombre de Power Plus, nació en 1990 y desde entonces su giro es la producción de artículos de limpieza.
 
 
En esa época contaba en su planta laboral con 60 personas, pero actualmente el número de trabajadores es de seis, lo que se debe principalmente a que fue desplazada del mercado interno por Reckitt Benckiser México, ya que las grandes cadenas comerciales le cerraron sus puertas a JB Proveedores, porque consideran que la empresa inglesa es la dueña de la marca Power Plus y la compañía mexicana es la que está pirateándose el nombre, explicó.