Archivo

Emergen diferencias en la CNTE

07 febrero 2014 3:41 Última actualización 05 septiembre 2013 5:19

[CNTE exige diálogo directo con Enrique Peña y el veto de la evaluación educativa / Eladio Ortiz / El Financiero]


V. Chávez / F. Ramírez de A.
 
 
A punto de cumplir tres semanas de marchas y plantones, líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se levantaron anoche de la mesa de negociaciones en la Secretaría de Gobernación y anunciaron que volverán a las calles para continuar sus movilizaciones en contra de la reforma educativa.
 
 
Luego de una reunión de más de cinco horas –realizada casi de manera simultánea a la mega marcha que colapsó la zona de Paseo de la Reforma–, los representantes magisteriales demandaron el veto de las reformas recientemente aprobadas por el Congreso, sobre todo la que corresponde a la evaluación obligatoria de los maestros, pero además reclamaron una mesa de negociaciones con el presidente Enrique Peña.
  
 
Durante la movilización de ayer, que partió del Auditorio Nacional y concluyó en las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación, fueron notorias las versiones encontradas de los dirigentes, ya que unos aseguraban que permanecerían hasta el domingo –para sumarse a la manifestación de Andrés Manuel López Obrador– y otros que regresarían a sus entidades.
  
 
También descalificaron la interlocución de la Secretaría de Gobernación en el conflicto, que calificaron de insuficiente, pero exigieron continuar las mesas del diálogo.
 
  
Por la tarde noche, los maestros se retiraron de las inmediaciones de la sede de Gobernación hacia su plantón en el Zócalo.
 
 
Temprano, Rubén Núñez, secretario general de la Sección 22 de Oaxaca, confirmó que la CNTE participará en la asamblea anunciada por Andrés Manuel López Obrador, en rechazo a la reforma energética, en la plancha del Zócalo. No obstante, admitió que algunos maestros han decidido volver a sus estados,  como Tabasco, Chiapas, entre otros, “en busca de refuerzos y relevos”.
 
  
Francisco Bravo, de la Sección IX de la CNTE 9 en el Distrito Federal, comentó que “no todo está perdido”, y que este jueves podrían volver a un nuevo espacio de pláticas con la Segob, a las una de la tarde. Rubén Núñez dijo que evaluarán en asamblea si acuden o no.
 
 
Otro punto de discusión fue la versión de que el gobernador Gabino Cué pagaría la quincena a los maestros, con todo y su bono de inicio de clases, aseguró Juan José Ortega Madrigal, dirigente de la Sección 18 de Michoacán, pero más tarde el gobierno oaxaqueño dijo que pagarán los salarios cuando regresen a las aulas y no antes.
 
 
Atrás quedaron los ecos de un paro nacional que en la ciudad de México no fue como se esperaba, ya que habrían marchado unos 8 mil maestros según la policía capitalina contra 12 mil que dijo la CNTE. La zona de Paseo de la Reforma fue la más afectada, pero los maestros no salieron más allá de esa zona.
 
 
Por la noche los mentores dejaron las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación y regresaron a su campamento.