Archivo

El Senado aprueba la ley para evaluar a los maestros

07 febrero 2014 3:48 Última actualización 04 septiembre 2013 5:21

[Legisladores aprueban sitiados, la ley docente / Édgar López / El Financiero]


 
Rivelino Rueda
 
 
En medio de extremas medidas de seguridad dentro y fuera del recinto legislativo de Paseo de la Reforma e Insurgentes, el Pleno del Senado de la República aprobó por mayoría, en lo general y en lo particular, la minuta de la Ley del Servicio Profesional Docente.
 
 
Luego de siete meses de intensas negociaciones y de acciones judiciales que como el episodio del encarcelamiento de la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, así como intensas protestas que han paralizado a la ciudad de México en las últimas tres semanas –que iniciaron con la presentación de la reforma educativa el 10 de diciembre de 2012–, senadores de PRI, PAN, PVEM, Panal y una parte del PRD avalaron sin cambios la minuta aprobada el lunes en la madrugada en la Cámara de Diputados.
 
 
Con 102 votos a favor y 22 en contra, la mayoría de senadores también culminaron el proceso legislativo de las tres leyes reglamentarias a la reforma constitucional en materia educativa, aprobada en el Congreso de la Unión en diciembre pasado, es decir, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, la Ley General de la Educación y la Ley del Servicio Profesional Docente.
 
 
En una sesión extraordinaria, que inició a las seis de la tarde de ayer y culminó la madrugada de este miércoles, el presidente de la Mesa Directiva, Raúl Cervantes Andrade, turnó el ordenamiento al jefe del Ejecutivo federal para su decreto y su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
 
 
Antes, las comisiones unidas de Educación y Estudios Legislativos, presididas por el panista Juan Carlos Romero Hicks y la priista Graciela Ortiz González, avalaron en 40 minutos la minuta en la materia, y ahí los senadores del PRD, PT y PAN anunciaron que presentarían 30 reservas.
 
 
Sin punto final
 
 
Para fundamentar el dictamen en tribuna, el presidente de la Comisión de Educación, el panista Juan Carlos Romero Hicks aseguró que esta ley “no tiene punto final, sino punto y seguido”.
 
 
Afirmó que el dictamen establece diversos puntos torales, como garantizar la educación de calidad; la participación de padres de familia en los planes de estudio; la creación de un sistema nacional de evaluación, y la mejora en el entorno escolar, como las escuelas de tiempo completo.
 
 
“En este tema el debate no está agotado. Se ha escuchado absolutamente a todos los actores”, aseguró el legislador guanajuatense.
 
 
Posiciones encontradas
 
 
El senador priista Daniel Amador Gaxiola aseveró que “esta nueva legislación no representa un atentado contra el servicio profesional de los docentes”.
 
 
“¡Soy maestro normalista antes que senador de la República!”, inició su discurso el congresista del tricolor, quien señaló que “no hay marcha atrás en la modernización del sistema educativo nacional”.
 
 
El legislador sinaloense manifestó que con la aprobación de esta ley, a partir del ciclo escolar 2015-2016 “los ingresos se darán únicamente por concursos públicos de oposición, es decir, quien ocupe una plaza lo hará por méritos propios”.
 
 
Acota los derechos
 
En cambio, el senador del PRD Raúl Morón Orozco aseguró que esta ley sólo sirve para acotar los derechos de los trabajadores de la educación, además de “atentar contra las conquistas de ese sector, incluso a los maestros que no pertenecen a la CNTE”.