Archivo

El peso se hunde 3.74% en 7 sesiones

07 febrero 2014 5:57 Última actualización 19 agosto 2013 13:44

[La moneda nacional hiló su séptima caída al retroceder 10.20 centavos/Arturo Monroy] 


Esteban Rojas H
 
Los participantes del mercado cambiario nacional siguieron deshaciéndose de posiciones del peso de la mano del alza de las tasas de interés en los Estados Unidos, le que contribuye a quitarle competitividad frente a los flujos de capital.

El dólar escaló a máximos no vistos desde el pasado 5 de julio, al cerrar el lunes en 13.0585 unidades a la venta en el mercado de mayoreo. En el día, el peso retrocedió 10.20 centavos, equivalente a 0.79%.

La moneda nacional hiló su séptima caída, acumulando una baja de 3.74%, convirtiéndolo en el segunda peor ciclo de baja en lo que va del año.

En el mercado de menudeo o de ventanilla el billete verde llegó a superar la barrera de 13.20 pesos.

La ola de choque contra el peso proviene fundamentalmente del exterior, derivada de la preocupante tendencia de alza en las tasas de interés en los Estados Unidos.

En el arranque de la semana, el bono norteamericano a plazo de 10 años puso a prueba la barrera de 2.90%, algo no visto en más de dos años.

Un alza en los rendimientos en el exterior quita brillo a las inversiones denominadas en pesos, aumentando el riesgo de un ajuste a la baja en los flujos de capital.

La recomposición de los portafolios, originado por los temores de un cambio en la política monetaria en los Estados Unidos, ha diluido en parte los efectos positivos provenientes de las mejores expectativas despertadas por las reformas estructurales en nuestro país.

En lo interno, la debilidad del peso se da previo a conocer un dato importante sobre la actividad económica en México. El INEGI, publicará el martes, antes de la apertura de los mercados, el PIB correspondiente al segundo trimestre del año.

Como ya lo ha adelantado la Secretaria de Hacienda y diversas estimaciones de los participantes de los mercados, se estima un anémico aumento a tasa anual de alrededor de 2.5%.

De confirmarse las expectativas, lo más grave sería que en el pasado junio, la economía de México volvió caer a en un bache, lo que nublaría un poco las perspectivas de recuperación que se tienen para la segunda parte del año.

Desde el punto de vista del análisis técnico, dado la cercanía de una importante resistencia para el tipo de cambio ubicada en 13.16 unidades y del fuerte castigo al que ha estado sometido el peso en los últimos días, no se debería descartar que estuviera cercana una toma de utilidades.