Archivo

El peso recibe septiembre con números negros, avanza 0.41%

07 febrero 2014 3:48 Última actualización 02 septiembre 2013 13:42

[El dólar cerró el lunes en 13.335 unidades a la venta/Bloomberg] 


 
Esteban Rojas H
 
En una sesión caracterizada por el bajo volumen, derivado de la ausencia de algunos participantes extranjeros por el feriado del Día de la Independencia en los Estados Unidos, el peso logró cortar, por el momento, una racha negativa de cinco sesiones consecutivas.

De acuerdo con información del Banco de México, el dólar cerró el lunes en 13.335 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un avance de 5.50 centavos, equivalente a 0.41%.

La moneda nacional quedó en terreno positivo impulsada por una toma de utilidades, después de las fuertes ganancias observadas por el dólar y por una mejoría en el contexto internacional que incrementó el apetito por activos de mayor riesgo.
 
Los participantes de los mercados se vieron optimistas después de conocer cifras positivas sobre la actividad manufacturera en China y la zona euro, lo que se acompañó con menores preocupaciones sobre un inminente ataque militar a Siria.
 
En México, los especialistas económicos del sector privado siguen ajustando al alza sus estimaciones para el tipo de cambio.

De acuerdo a la encuesta del Banco de México correspondiente a agosto, los analistas pronostican que, al cierre del presente año, el tipo de cambio del peso con el dólar quedará en 12.71 unidades, por arriba de 12.65 reportado anteriormente.

Para el 2014, se estima que la paridad cambiaria será de 12.53 pesos por dólar, también mayor a 12.48 reportada en julio.

Las revisiones al alza contienen cierto carácter positivo, dado que se encuentran todavía por debajo de las cotizaciones de mercado actuales, que son de 13.335 unidades en promedio.

En el arranque de la semana, los participantes ignoraron una mala noticia para el peso: la caída por trece meses consecutivos en los ingresos por remesas, una de las principales fuentes de divisas del país.

El Banco de México, reportó que los ingresos que mandan los nacionales que trabajan en el exterior ascendieron a mil 841 millones de pesos, lo que representó una caída de 1.2% a tasa anual. En el acumulado enero a julio, este tipo de recursos se desplomó 8.6%, con igual periodo del 2012.

El bajo dinamismo en los ingresos de divisas al país, por concepto de remesas, tiende a limitar una eventual apreciación del peso. En el corto plazo, se tiene un soporte en 12.95 unidades, en tanto que la resistencia se encuentra en 12.47 pesos, en el mercado de mayoreo.