Archivo

El peso pierde 1.42 % en 5 jornadas, dólar en 12.83

07 febrero 2014 5:52 Última actualización 01 agosto 2013 13:46

[Arturo Monroy/El Financiero] 


Esteban Rojas H
 
Los participantes del mercado cambiario nacional disminuyeron sus posiciones en pesos, siguiendo la preocupante alza en las tasas de interés de largo plazo en los Estados Unidos y a la espera de importantes datos del sector laboral, programados para el viernes.

De acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México, el denominado dólar spot cerró el jueves en 12.83 unidades a la venta, en operaciones de mayoreo. En el día el peso retrocedió 4.50 centavos, equivalente a 0.35%.

La moneda nacional hiló cinco sesiones consecutivas en terreno negativo, acumulando un baja de 1.42%.

En el plano externo, el dólar avanzó frente a una canasta de divisas referenciales, a lo que no pudo escapar el peso.

El billete verde se vio apuntalado por la publicación en los Estados Unidos de datos, en general fuertes, como el ISM manufacturero y la disminución en las solicitudes por seguro de desempleo. Este comportamiento eclipsó a una cifra débil en los gastos de construcción.

El alza en tasa del bono del tesoro norteamericano a 10 años, la cual puso a prueba la barrera de 2.70%, fue negativa ya que afecta la competitividad de las inversiones en pesos.

La baja de la moneda nacional estuvo a contracorriente de la euforia observada en el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores.

Una de las entradas de divisas a nuestro país, los ingresos por remesas, siguió dando señales de debilidad, lo que es una mala noticia para el peso.

Las expectativas para el tipo de cambio mostraron un comportamiento mixto en el resultado de la encuesta publicada por el Banco de México, entre especialistas del sector privado. Para el cierre del presente año, se estima un cierre de 12.65 por arriba de 12.59 pesos anterior. En tanque que para el 2014, calculan que quedará en 12.48 sin cambio con respecto al reporte anterior.

En el plano internacional, El Banco Central Europeo y el del Reino Unidos dejaron sin cambio sus respectivas tasas de referencia, como era ampliamente esperado por el mercado. El euro tuvo un comportamiento débil, ante la posibilidad de que se mantenga una política monetaria expansiva por un tiempo prolongado.

En la última jornada de la semana, se dará a conocer las cifras oficiales de empleo en los Estados Unidos, lo que puede generar altibajos en variables como el peso.