Archivo

El peso logra su mejor avance en un mes

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 16 octubre 2013 14:2

 [La divisa avanzó 12.85 centavos, equivalente a 0.99 por ciento. /Bloomberg /Archivo]    


 
 
Esteban Rojas H.
 
La fiesta regreso a los mercados. Desde el arranque de la jornada, los participantes incrementaron sus posiciones en pesos, en respuesta a las noticias prevalecientes de una posible tregua en la crisis presupuestal en Estados Unidos.
 
El dólar alcanzó mínimos no vistos desde el pasado 24 de septiembre, al cerrar en 12.8815 unidades a la venta. En el día, el peso avanzó 12.85 centavos, equivalente a 0.99 por ciento. Esta variación es la mejor desde el pasado 18 de septiembre.
 
En la jornada de media semana, el peso encabezó las alzas en América Latina, superando a las ganancias observadas en las monedas de Brasil, Chile y Perú. 
 
En tanto que las monedas de Colombia y Argentina quedaron moderadamente en terreno negativo.
 
El peso mexicano tuvo un mejor comportamiento dada la mayor integración de su economía a la de Estados Unidos.
 
El tiempo ganado para seguir negociando los problemas fiscales en la principal economía del mundo no logró tener un gran impacto sobre la confianza en el dólar.
 
El billete verde perdió marginalmente 0.10 por ciento con respecto a una canasta de seis divisas referenciales.
 
El escaso movimiento del dólar pudo haber obedecido a que ahora la atención se desplazará a tratar de encontrar señales en torno al próximo paso a seguir en materia de política monetaria por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).
 
La incertidumbre por la extensión de las negociaciones presupuestales en Estados Unidos puede contaminar la estrategia de salida de la Reserva Federal.
 
La Fed puede inclinarse por alargar su periodo de apoyos monetarios, hasta en tanto no despeje totalmente la incertidumbre alrededor de la política fiscal y de deuda. El despeje de esta variable puede extenderse, incluso, a los primeros meses del 2014.
 
De mantener por un mayor tiempo sin cambio la política monetaria en Estados Unidos, el dólar no tendría demasiados incentivos para poder fortalecerse.
 
La continuación de la compra de bonos por 85 mil millones de dólares mensuales aumenta la oferta de dólares, lo que tiende a limitar su avance en el mercado cambiario.
 
La existencia de un dólar relativamente débil empata más con la situación de un moderado crecimiento de la economía estadounidense.