Archivo

El peso hiló su segunda semana de ganancias

07 febrero 2014 5:55 Última actualización 09 agosto 2013 14:38

     [Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 
En la última jornada de la semana, el peso tuvo que resistir una ola de ventas observada en el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores y a un pésimo reporte en materia de producción industrial en nuestro país. El tipo de cambio, logró terminar por debajo de la barrera de 12.60 unidades.

De acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México, el dólar con liquidación a 48 horas cerró el viernes en 12.596 unidades a la venta. En el día, el peso no mostró grandes cambios con respecto a la jornada anterior.

En el periodo del 5 al 9 de agosto, la moneda nacional acumuló un avance de 0.41%, con lo que completó su segunda semana con números positivos.
 
El tipo de cambio sigue oscilando dentro de un rango de 12.88 a 12.44 pesos en el mercado de mayoreo, a pesar de la volatilidad observada.

En el plano interno, siguen las malas señales para la actividad económica y por lo tanto para la moneda nacional.

Los focos amarillos se prendieron ante el pésimo resultado reportado en el sector industrial, al desplomarse la producción en 2.4% anual en el pasado junio. Con este comportamiento, la variación acumulada es de menos 0.5% en el primer semestre.

Las actividades más ligadas al sector exportador, las manufacturas, descendieron 1.2%, lo que también representa un mal reporte. Por si fuera poco, a esto se sumó también un baja de 2.4% a tasa anual en la minería.

En cuanto al mercado interno, las noticias tampoco fueron favorables, al anunciarse un desplome de 6.0% en las actividades ligadas a la construcción.

La recuperación de la moneda nacional observada en los últimos días, no se debe a una mejoría en los actuales fundamentales de la economía. Su comportamiento, ha estado más ligado a las expectativas derivadas de un posible avance en las reformas estructurales.

Cabe recordar que el próximo miércoles el Ejecutivo Federal presentará, finalmente, la iniciativa de reforma energética.

La combinación de una lenta marcha de la economía, tanto en el sector exportador como en el mercado interno, aumentan la posibilidad de que el Banco de México pueda disminuir su tasa de referencia, la cual se ubica actualmente en 4.0%.