Archivo

El peso hiló su quinta caída, dólar en 12.827

07 febrero 2014 5:52 Última actualización 15 agosto 2013 13:51

 [Dólar interbancario cerró en 12.827 unidades a la venta. Bloomberg]  


Esteban Rojas H
 
Un alud de cifras económicas publicadas en los Estados Unidos, volvió a generar preocupaciones en torno a un cambio de la política monetaria de la Reserva Federal, lo que disparó ventas de activos de mayor riesgo. A este comportamiento no pudo escapar el peso, empujándolo a registrar su quinta baja consecutiva, acumulando una depreciación de 1.90%.

De acuerdo a cifras dadas a conocer por el Banco de México, el denominado dólar interbancario cerró en mayor cotización desde el pasado primero de agosto al quedar en 12.827 unidades a la venta. En el día, el peso perdió 9.25 centavos, semejante a 0.73%.

En operaciones de ventanilla o menudeo se llegaron a registrar cotizaciones por arriba de la barrera de las 13.0 unidades.

En el intradía, el tipo de cambio se colocó por arriba de una resistencia intermedia de 12.88 unidades, pero al final volvió a regresar por debajo de dicho parámetro.

Datos mejor a lo esperado en el sector laboral de la principal economía del mundo originaron una ola de ventas, desplazando en buena parte a datos débiles reportados en materia de producción industrial y en algunos otros de corte regional.

Las solicitudes iniciales por seguro de desempleo en los Estados Unidos ascendieron a 320 mil en la semana concluida el 10 de agosto, en un mínimo de seis años.

La mayor aversión al riesgo se reflejó en un fuerte repunte del bono a 10 años en los Estados Unidos, el cual llegó a tocar por la mañana 2.86%, para después moderar al cierre su alza. Este comportamiento restó brillo a las inversiones en pesos.
 
El dólar respondió con un comportamiento volátil. Al inicio de las operaciones subió, para después caer frente a una canasta de seis divisas.

En plano latinoamericano, los tipos de cambio también presentaron un comportamiento a la baja.

La moneda de la principal economía de la región, el real brasileño, llegó a escalar cotizaciones por arriba de 2.35 reales por dólar, nivel no visto en más de cuatro años. La caída se dio a contracorriente de la intervención del banco central en el mercado con una venta de swaps cambiarios. Este tipo de mecanismo implica una inyección de dólares en el mercado de futuros.

En la última jornada de la semana, podría prevalecer todavía cierta volatilidad en los mercados, dependiendo de cómo asimilen los participantes de los mercados información que se dará a conocer en los Estados Unidos.