Archivo

El peso gana en el día 0.17%; en septiembre avanza 1.77%

07 febrero 2014 3:43 Última actualización 30 septiembre 2013 13:51

[Este lunes, el peso registró una leve alza de 2.26 centavos / Arturo Monroy] 


 
 
Esteban Rojas H.
 
 
 
En una jornada en donde prevaleció cierta postura defensiva a la espera del desenlace de las negociaciones presupuestales en los Estados Unidos, el peso no presentó un cambio significativo. A pesar de la volatilidad observada en septiembre, el balance para la moneda nacional fue positivo.
 

El dólar, con vencimiento a 48 horas, cerró el lunes en 13.1524 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un marginal avance de 2.26 centavos, equivalente a 0.17 por ciento.
 

En septiembre, la moneda nacional presentó una ganancia de 1.77 por ciento, aunque no fue suficiente para evitar que en el tercer trimestre del año experimentara una caída acumulada de 1.3 por ciento.
 

Cabe señalar que el peso hiló su segundo trimestre de baja, dado que en el periodo de abril a junio cayó 5.2 por ciento.
 

En el año, la moneda nacional sigue en terreno negativo al cierre de septiembre, al presentar una variación en contra de 2.19 por ciento.
 

En el arranque de la semana, en los Estados Unidos hubo pocos indicadores económicos, lo que contribuyó para que la atención todavía se centrara más en las negociaciones presupuestales.
 

Un índice de la actividad manufacturera en la región central de los Estados Unidos se elevó a 55.7 puntos en septiembre desde el 53.0 de agosto.
 

Las variaciones observadas en las principales variables financieras denotaban que existía cierta precaución, aunque con una inclinación a creer que al final se podría llegar a un acuerdo que evitara una paralización parcial del gobierno norteamericano.
 

Particularmente, en el mercado de divisas, se observó una debilidad en el dólar. El billete verde retrocedió 0.13 por ciento frente a una canasta de seis divisas referenciales.
 

El movimiento del dólar en el mercado internacional, denota que no fue demandado como instrumento de cobertura, lo cual refuerza la expectativa de una salida al problema presupuestal y del techo de endeudamiento de la principal economía del mundo.
 

Otro parámetro de la postura de los mercados, estuvo relacionado con el comportamiento del yen.
 

La divisa de la ahora tercera economía del mundo, registró un cierto retroceso, lo que muestra también que los participantes no la buscaron tampoco como activo de refugio.
 

A parte de los problemas de tipo presupuestal, los mercados en la semana estarán atentos a los datos del empleo para poder definir cuál será el próximo paso de la Fed en materia de política monetaria.