Archivo

El peso gana 1.53 %, su mejor avance en 12 meses

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 06 septiembre 2013 13:59

[El peso tiene un avance de 20.45 centavos/Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 
Los datos de empleo en los Estados Unidos alejaron, por el momento, al fantasma de un cambio en la política monetaria de los Estados Unidos, lo que aumentó la demanda de activos de mayor riesgo, provocando que el peso despidiera la semana en terreno positivo.

De acuerdo con cifras proporcionadas por el Banco de México, el denominado dólar spot cerró en 13.1965 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un avance de 20.45 centavos, equivalente a 1.53 por ciento.

La recuperación del peso observada el viernes, marco su mejor comportamiento desde el 13 de septiembre del 2012.

En una semana caracterizada por una elevada volatilidad, la moneda nacional logró acumular una ganancia de 1.45 por ciento.

Datos de empleo mixtos dados a conocer en los Estados Unidos fueron como un balde de agua fría para aquellos que pensaban en un inminente apretón a la política monetaria por parte de la Reserva Federal.

El respiro ganando no es definitivo, dado que todavía existe un elevado riesgo de que la Fed pueda pronto empezar a disminuir su compra de bonos, aunque pude dejar sin movimiento por mayor tiempo su tasa de referencia, actualmente dentro de un rango de 0.0 a 0.25 por ciento.

El enfriamiento en las expectativas sobre un cambio en la política monetaria de la Fed, contrarrestó el efecto de una menor demanda que pudiera haber provocado sobre los activos denominados en pesos, la decisión del Banco de México de bajar en cuarto de punto la tasa interbancaria a un día, ahora ubicada en 3.75 por ciento.

La reducción de la tasa de referencia fija Banxico, lo coloca como el banco central con la política monetaria más flexible en América Latina. A contracorriente, se encuentra Brasil que ha presentado una marcada tendencia al alza. En tanto los pertenecientes a Chile, Colombia y Perú, las han mantenido sin cambio.

La decisión del Banco de México muestra la preocupación que existe sobre la evolución de la economía mexicana y la necesidad de apoyos adicionales.

La postura del banco central es más que nada indicativa y se debe de interpretar como una señal de que el alza en las tasas de interés observadas en el mercado secundario se debe de moderar. Un mayor costo del dinero pude obstaculizar una mayor recuperación de la economía.

Visto desde el ángulo del tipo de cambio, tampoco convendría un avance demasiado fuerte del peso, porque ello también se pude convertir en un lastre para una mayor actividad productiva.