Archivo

El peso, en su mejor momento en 3 semanas; dólar en $13.0324

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 13 septiembre 2013 14:23

  [El peso cerró en un nivel no visto desde el 23 de agosto / Bloomberg]  


 
 
Esteban Rojas H
 
En una jornada donde predominó un optimismo moderado, el peso avanzó a un nivel no visto desde el pasado 23 de agosto, siguiendo al comportamiento positivo observado en el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores y a la espera de la decisión de política monetaria de la Reserva Federal.

De acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México, el dólar cerró el viernes en 13.036 unidades a la venta, lo que significó para el peso una ganancia de 4.95 centavos, equivalente a 0.38 por ciento.

Las últimas cifras importantes dadas a conocer, previo al inicio de la reunión de la Fed, mostraron un comportamiento débil, lo que alentó un tanto la especulación de que se pudiera posponer un posible apretón a la política monetaria.

Las ventas minoristas en los Estados Unidos registraron un crecimiento de 0.2 por ciento en agosto con respecto al mes previo, lo que implicó el menor incremento desde abril. En tanto que el índice de confianza del consumidor, elaborado por la Universidad de Michigan, descendió inesperadamente a 76.8 en septiembre, desde la lectura final de agosto de 82.1 puntos.

Los datos débiles publicados el viernes muestran a una economía estadounidense todavía convaleciente, por lo que es probable esperar que la Fed todavía mantenga sus estímulos monetarios y que, en el peor de los casos, se pueda dar un gradual retiro en la compra mensual de bonos.

La tasa de referencia de la Fed, actualmente dentro de un rango de 0.0 a 0.25 por ciento, es muy probable que se mantenga sin cambio.

En caso de que la Fed decida retirar gradualmente su estímulo monetario, mediante la menor compra de bonos, el dólar tendería a fortalecerse, lo que sería negativo para el peso.

En otro escenario, en donde la Fed decida dejar sin cambio su política monetaria, el dólar probablemente no experimente grandes cambios en los próximos días, a la espera de nuevas señales sobre la marcha de la actividad productiva.
 
El no actuar de la Fed sería una señal de que la economía del principal socio comercial de México continúa débil, lo que tampoco sería una buena señal.

La incertidumbre sobre la decisión de la Fed pude influir para que en la jornada del martes, pero particularmente la del miércoles, se registre una fuerte volatilidad.

La posibilidad de que el sector externo pueda seguir siendo restrictivo para el crecimiento económico, hace necesario que se instrumenten políticas de apoyo al mercado interno, como el programa de aceleración económica presentado hoy por el Gobierno federal que contempla acciones por 27 mil millones de pesos.
 
En este sentido, un fortalecimiento excesivo del peso podría contrarrestar algunos de los efectos favorables de arrastre sobre el crecimiento económico.