Archivo

El peso despide semana en rojo, pierde 0.28%

07 febrero 2014 5:56 Última actualización 26 julio 2013 14:40

[Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 
El viernes, los vientos no le fueron favorables al peso, a pesar de que el dólar mostró un comportamiento a la baja en el mercado internacional. En la semana, el balance también fue negativo al acumular un retroceso de 1.22%.
 
En operaciones de mayoreo, el dólar se fortaleció al cerrar en 12.6865 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un caída de 3.6 centavos, semejante a 0.28 por ciento.
 
La moneda nacional fue afectada negativamente por un contexto internacional adverso y por cifras débiles reportadas en el comercio exterior de México.
 
En los Estados Unidos, se publicó que un indicador sobre confianza del consumidor, elaborado por la Universidad de Michigan, se ubicó en 85.1 en julio, el nivel más alto en seis años, lo que generó una postura defensiva, sobre todo previo a la reunión de la Fed de la semana próxima.
 
Cifras del sector exportador de México siguen señalando condiciones poco propicias para impulsar una mayor fortaleza del peso.
 
El INEGI, reportó que la balanza comercial de nuestro país registró un superávit de 855 millones de dólares en el pasado junio. En el semestre, se tiene un déficit acumulado de 1,863 millones.
 
Los números rojos registrados en la primera parte del año, contrastan con el superávit que se tenía en el mismo periodo del año anterior por 3,071 millones de dólares.
 
El cambio de tendencia es importante, pero resulta manejable. El déficit acumulado hasta ahora y el esperado para todo el año, pueden ser financiados sin muchos problemas por la entrada de recursos relativamente estables, como los provenientes de la inversión extranjera directa.
 
Lo que prende los focos amarillos es el detalle de las cifras. Resulta preocupante el bajo dinamismo de las exportaciones manufactureras, al crecer solamente 3.1 por ciento en el pasado junio. En este caso, destaca el estancamiento de las ventas al exterior de las manufacturas no automotrices, las que representan el 67 por ciento del total.
 

La ventas al exterior automotrices siguen siendo las más dinámicas al aumentar 9.6% en junio, aunque también presentan una tendencia a la desaceleración.
 

El bajo crecimiento de las exportaciones mexicanas se explica fundamentalmente por el anémico dinamismo en la economía norteamericana. En el primer trimestre creció 1.8 y en el segundo es probable que lo haya reducido a 1.4%. Bajo este contexto, no resulta conveniente una moneda que pueda revaluarse de una manera excesiva.