Archivo

El peso, con el mejor desempeño semanal en Latam

07 febrero 2014 3:40 Última actualización 18 octubre 2013 14:51

  [En el día, el peso retrocedió 7.60 centavos, semejante a 0.60 por ciento./Arturo Monroy]  


 
Esteban Rojas H
 
En la última jornada de la semana, predominó una moderada toma de utilidades en el mercado cambiario nacional, lo que no impidió que el balance semanal fuera positivo para el peso.
 
De acuerdo con datos del Banco del México, el dólar cerró el viernes en 12.8475 unidades a la venta. En el día, el peso retrocedió 7.60 centavos, semejante a 0.60 por ciento.
 
En la semana, el peso avanzó 1.17 por ciento, colocándolo como la moneda con mejor desempeño en América Latina.
 
En el periodo que va del 14 al 18 de octubre, la moneda de Brasil se recuperó en 0.60, la de Colombia 0.20, Chile 0.12 y Perú de 0.11 por ciento. En terreno negativo su ubicó la de Argentina, al perder 0.38 por ciento.
 
Las monedas emergentes aprovecharon la coyuntura de debilidad del dólar. El billete verde retrocedió en la semana 1.01 por ciento. Con este comportamiento se hundió a mínimos no vistos en ocho meses y medio.
 
En el olimpo de las divisas destacó el avance semanal de 1.07 por ciento en el euro, el cual llegó a tocar niveles cercanos a los observados a principios del pasado febrero. Las otras divisas europeas líderes como la libra y el franco suizo también mostraron avances de 1.39 y 1.12 por ciento en el periodo de referencia.
 
El yen también logró un avance de 0.84 por ciento, menor que otras divisas importantes, debido a su menor demanda como moneda de refugio, una vez pasada la tensión presupuestal en los Estados Unidos.
 
En Asia, destacó la noticia del incrementó de 7.8 por ciento en el Producto Interno Bruto de China durante el tercer trimestre del año, lo que puede estar interpretándose como que la desaceleración económica toco fondo.
 
El dato es bueno, pero presenta todavía algunas señales preocupantes derivadas de la pérdida de fuerza de la actividad industrial y de las ventas minoristas reportadas en el pasado septiembre.
 
La recuperación de la segunda economía del mundo, también se puede obstaculizada por la fortaleza de su moneda.
 
El yuan alcanzó máximos frente al dólar no vistos desde finales de 1993.
 
Una moneda fuerte, aunado a un repunte de la inflación, limitan el margen de maniobra del Banco Central de China para aplicar un nuevo recorte a las tasas de interés que pudieran alentar en mayor medida a su economía.