Archivo

El peso baja 0.16%, a la espera del anuncio de Banxico

07 febrero 2014 3:45 Última actualización 24 octubre 2013 14:3

[El dólar cotizó en un máximo de 13.0335 pesos y un mínimo de 12.953. / Bloomberg]   


 
Esteban Rojas H.
 
En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el jueves en 12.9675 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un retroceso moderado de 2.05 centavos, que representa 0.16 por ciento.
 
Las posiciones en pesos disminuyeron moderadamente a contracorriente de la debilidad del dólar observada en el mercado internacional frente a una canasta de seis divisas.
 
Los participantes no quisieron realizar movimientos significativos hasta no conocer si se oficializa o no una nueva reducción en la tasa de referencia fijada por el Banco de México.
 
La jornada no estuvo carente de cierta volatilidad, pues el tipo de cambio registró una cotización máxima de 13.0335 pesos y una mínima de 12.953.
 
La actividad económica en México se viene desempeñando dentro de un carril de baja velocidad, lo que debería contribuir a limitar el potencial de apreciación del peso.
 
El Indicador Global de la Actividad Económica, una especie de PIB mensual, registró un bajo dinamismo de solamente 0.8 por ciento a tasa anual durante agosto, cifra que compara desfavorablemente con el 3.3 por ciento del mismo periodo del año anterior.
 
Lo que también resulta preocupante es la caída de 0.7 por ciento anual reportada en las actividades secundarias, más ligadas al sector exportador. Con este comportamiento, se hiló su cuarta caída consecutiva.
 
En el frente de la inflación, el Inegi publicó que durante la primera quincena de octubre se observó una tas de inflación de 3.27 por ciento anual, la más baja desde el arranque del presente año.
 
La combinación de un lento crecimiento económico y una inflación bajo control dejan la mesa puesta para que el Banco de México pueda reducir por segunda vez en el año su tasa de referencia, actualmente en 3.75 por ciento.
 
La apuesta es que la reducción en la tasa interbancaria a un día pueda ser de 0.25 puntos, aunque no se debería de descartar el medio punto.
 
Menores tasas de interés deberían tender a limitar el potencial de apreciación del peso.
 
En el plano internacional destacó el hundimiento del dólar a niveles no vistos en nueve meses frente a una canasta de seis divisas.
 
El euro avanzó por arriba de la barrera de 1.38 dólares, ubicándolo en su mejor momento en dos años. Con este comportamiento, recorta su distancia de una zona de resistencia ubicada entre 1.40 y 1.45 unidades, la cual es muy probable que pueda respetar en lo que resta del año.