Archivo

El peso avanza 0.96%, dólar rompe a la baja los 12.60

07 febrero 2014 5:55 Última actualización 08 agosto 2013 13:59

[Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 
En el mercado cambiario persiste cierta volatilidad. El dólar se volvió a hundir en el mercado internacional de divisas, situación que en esta ocasión pudo ser aprovechada por el peso. El dato de inflación en nuestro país, mejora las condiciones para que el Banco de México pueda bajar su tasa de referencia, actualmente en 4.0%.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el jueves en 12.5875 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un avance de 12.25 centavos, equivalente a 0.96%.

En el plano internacional, el dólar cotizó en mínimos no vistos desde el 19 de junio del presente año frente a una canasta de seis divisas. Este comportamiento evidencia que los participantes del mercado muestran confianza en que la Fed no meterá pronto el freno a la política de estímulos.

Los participantes de los mercados han retirado ciertas posiciones en dólares, en abierto desafío a la postura de algunos integrantes de la Fed, que en los pasados días, han sugerido un cambio en la política monetaria, tan pronto como en septiembre.

El otro indicio de que prevalece una postura de compás de espera, es el hecho de que el bono líder a 10 años mostró una relativa calma alrededor de 2.60%.

En lo Estados Unidos, el reporte de un moderado repunte en las solicitudes por seguro de desempleo, tampoco aportó pistas nuevas en cuanto a la recuperación de la economía, lo que no ayudó a detener el hundimiento del billete verde.

En lo interno, el dato de inflación presentó algunos claroscuros con relación al comportamiento del tipo de cambio.

La tercera baja de la inflación en términos mensuales reportada en el pasado julio, es la segunda que se ha dado en la historia moderna del país. Esta es una buena noticia, sobre todo porque su comportamiento se ubica de nueva cuenta dentro del rango máximo de tolerancia del Banco de México.

La evolución del rubro de mercancías, muestra que la volatilidad del tipo de cambio observada en los últimos meses no se ha transmitido de manera negativa a la formación general de precios.

El punto obscuro, se podría encontrar en el hecho de que la caída en la inflación, aparte de deberse al comportamiento de los productos del sector agropecuario, puede evidenciar una lenta recuperación de la economía. Estas condiciones, ayudan a conformar un escenario más propicio para una posible flexibilización de la política monetaria por parte de Banxico.