Archivo

El peso avanza 0.21%, dólar en 12.649

07 febrero 2014 5:51 Última actualización 06 agosto 2013 14:34

 [Bloomberg / Archivo] 


 
Esteban Rojas H
 
A contracorriente de la venta observada en los mercados accionarios y de algunas cifras de comercio exterior negativas, el peso logró un moderado avance, aunque todavía ubicado dentro de un rango de lateralidad amplio de 12.44 a 12.88 unidades.
 
En el mercado de mayoreo, el dólar retrocedió moderadamente al cerrar el martes en 12.649 unidades a la venta, lo que significó para el peso una ganancia de 2.60 centavos, equivalente a 0.21%.
 
El peso aprovechó la coyuntura de debilidad de dólar en el mercado internacional de divisas. No obstante, su avance se vio limitado por factores como el alza en los rendimientos de los bonos en los Estados Unidos, lo que generalmente tiende a restarle brillo a las inversiones en pesos.
 
El billete verde no pudo mejorar su posición en el plano internacional, a pesar de una sorpresiva reducción en el déficit comercial de EU observada en junio. Con esta evolución, es muy posible que sea revidada al alza la cifra preliminar del PIB al segundo trimestre.
 
Algunos fundamentales no le siguen siendo favorables al peso, lo que tiende a limitar su potencial de apreciación.
 
El saldo favorable de la balanza comercial de México con los Estados Unidos tiende a reducirse. En el pasado junio, alcanzó los 4,793.3 millones de dólares, lo que implicó una caída a tasa anual de 19.23%. Con este comportamiento, acumuló 13 meses consecutivos con variaciones negativas.
 
Las exportaciones de México a su principal socio comercial cayeron 2.91% en el sexto mes del año.
 
En tanto que la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz anunció que la exportación de vehículos de México cayó un 7.3% en julio a tasa anual.
 
En el plano interno, se mantiene un comportamiento débil de la economía mexicana, aunque persiste la perspectiva de una moderada recuperación, de acuerdo al sistema de indicadores cíclicos publicados por el INEGI.
 
Es probable que todavía persista un comportamiento volátil en el mercado de divisas. Una situación de esta naturaleza puede ser enfrentada de mejor manera que en otras ocasiones, dado que se cuenta con reservas internacionales en máximos históricos.
 
En los próximos meses, también será determinante para el tipo de cambio del peso con el dólar la evolución que tome la marcha de las discusiones de reformas estructurales como la energética.